Actualiza con inteligencia tu empresa al siglo XXI

Autor   

Actualiza con inteligencia tu empresa al siglo XXI

Parece que solo han pasado un par de años, pero hace ya dieciocho años que estamos inmersos en el siglo XXI, un nuevo tiempo en el que el mundo se ha vuelto prácticamente dependiente de la tecnología y en que poco a poco han ido cambiando todos y cada uno de los sectores de la economía mundial llevándose por delante a los empresarios que no han sabido adaptarse a tiempo y dándole una oportunidad a los que se han subido al carro de la era conectada. Esta oportunidad de la que os hablamos la han sabido aprovechar compañías como Delbin que desde su departamento de ingeniería además de progresar ellos, nos invitan a hacernos avanzar a nosotros de la mano de sus servicios.

Como os hemos avanzado en la introducción y tal y como podéis comprobar en vuestro día a día, el avance tecnológico trae consigo que o nos sumamos a él o en pocas fechas quedaremos obsoletos y fuera del mercado, es por esto que queremos daros algunas de las claves para actualizar nuestra empresa y hacerlo con inteligencia para no gastar nuestros recursos financieros en balde.

Actualmente la tendencia empresarial pasa por cambiar la estructura de las empresas y hacerlas más horizontales. Hasta no hace muchos años, prácticamente la totalidad de las compañías firmaban organigramas verticales, pero de un tiempo para esta parte esta tendencia ha ido cambiando y es que en la actualidad se quiere potenciar la relación entre todos los trabajadores y aunque en cargos haya superiores, en el día a día son compañeros que reman todos hacia la misma dirección, la de buscar la rentabilidad empresarial. Es por esto que en los últimos años la venta de paneles modulares adaptables y móviles, tanto acristalados como opacos, ha crecido de forma exponencial y es que, con la aplicación de este nuevo modelo de empresa, las paredes y tabiques tan solo se ponen para delimitar una zona concreta en caso de que se quiera hacer una reunión privada para luego, al finalizar, volver a retirarlas y regresar al estado de armonía del centro de trabajo.

Además de esta opción debemos tener en cuenta que utilizar un sistema de gestión integral nos ahorrará una gran cantidad de tiempo y recursos que podremos dedicar a realizar otras tareas y además nos permitirá conocer en tiempo real el estado de nuestra compañía, tanto económicamente como en cuestión de stocks o de rutinas diarias que podremos programar para tener disponibles en el momento que las necesitemos. Asimismo, la utilización de este tipo de software nos permite consultarlo, actualizarlo y tener asistencia sobre el de forma remota con lo cual, todo serán ventajas operativas. Cabe destacar también que a través de él podremos controlar el acceso de nuestros empleados con lo que sabremos la hora a la que han llegado y a la que han abandonado su puesto de trabajo, así como los procesos que han ido realizando a lo largo de la jornada.

La domótica también forma parte del proceso de cambio que están sufriendo las empresas en la actualidad y es que, aunque está más enfocada hacia las viviendas particulares, en las compañías también tiene futuro puesto que nos permitirán de forma remota elementos como la temperatura de las oficinas o la iluminación, en definitiva, el confort que tengamos en el recinto y lo que es más importante, al tener la capacidad de decidir de forma no presencial, podemos contribuir con el ahorro energético. Otra de las utilidades y quizá la más demandada es que a través de esta tecnología podemos conocer el estado de nuestro centro de trabajo con el visionado de todas las cámaras de seguridad, así como la capacidad de activar y desactivar las alarmas si fuera necesario. Con este servicio también podemos programar el funcionamiento de algún elemento en un determinado momento del tiempo, por lo que podemos hacer, por ejemplo, que cada tarde se enciendan las luces a las ocho de la tarde sin tener que repetir la acción cada jornada.

Otros cambios que ya hemos venido haciendo en los últimos años

Desde su creación, el mundo no ha dejado de cambiar, transformarse y reinventarse, pero ha sido en los últimos quince años donde ha dado un vuelco muy grande con la aparición de las nuevas tecnologías y es que no hace muchas fechas que las compañías enviaban todas sus cartas por fax, telegrama o correo postal, opciones que hoy en día ya han quedado completamente obsoletas y han sido sustituidas por el correo electrónico. No ha sido este el único caso y es que hasta no hace mucho, comerciales se desplazaban a buscar clientes con grandes catálogos en papel mientras que hoy realizan su trabajo con tabletas que además de pesar menos y ser más vistosas y actualizables, contribuyen a contaminar menos ya que no se usa papel. Las páginas web también son un ejemplo de la revolución tecnológica ya que normalmente cada tres años son renovadas por completo para satisfacer las nuevas necesidades que necesiten los posibles clientes así como los empleados mediante el uso de la intranet.