España, un país de pymes

Autor   

España, un país de pymes

España se está convirtiendo en un país donde cada vez crecen de forma más exponencial las pymes. En estas cifras tiene gran cantidad de culpa el enorme desempleo, fundamentalmente el de larga duración. Y es que muchas personas con buena formación, y no tan buena, que pierden su trabajo y se desesperan al no poder encontrar un nuevo empleo, optan por la creación de una compañía para así tratar de percibir ingresos. Capitalizar el paro, en este sentido, puede ser una buena opción antes de que nos lo hayamos gastado, por lo que habría que ir poniéndose en esta tesitura y pensando en qué tipo de empresa crearíamos para convertirnos en nuestro propio jefe, por fin. Lo mejor, es visitar lo antes posible a una consultoría de empresa, como QBConsultores, pero también podemos seguir ciertos consejos y analizar la situación de nuestro país para la apertura de nuevos negocios.

España es eminentemente un país de autónomos y pymes. De las más de 3.300.000 empresas que existen en nuestro país, el 99,88 son pymes y, más concretamente, microempresas (de 0 a 9 trabajadores). De hecho, las pymes son el motor de la economía española tanto en niveles de riqueza económica como a nivel de empleo. Sin ir más lejos, solamente en el año 2016 se crearon más de 100.000 empresas en España, algo que no se conseguía desde 2008. Y en lo que va de año 2017 se han creado 400 empresas diarias, y el 73,2 por ciento de estas nuevas empresas se concentran en las comunidades autónomas de Madrid (con 14.014 altas), Cataluña (13.943), Andalucía (10.884), Valencia (7.770) y Galicia (2.970). Y se prevé un crecimiento del empleo en las pymes del 3,3 por ciento para este año y del 2,4 por ciento para el siguiente.

Por su parte, las problemáticas de las pymes en España son su reducido tamaño (cuentan de media con 4,7 trabajadores frente a los 11 que tienen las pymes por ejemplo en el Reino Unido o en Alemania), la enorme carga burocrática (existen más de 130 barreras en este aspecto), la escasa inversión en I+D, la escasa internacionalización y que (de momento) les está pillando el toro de la famosa transformación digital (aun así, el E-commerce crece a un 20% anual).

El perfil del emprendedor español es el de un hombre de treinta y seis años con formación universitaria (principalmente ingeniero y de la rama de ciencias sociales), según el Mapa del emprendimiento 2017. Asimismo, las actividades que lideran las altas son: hostelería, construcción, comercio actividades profesionales, actividades inmobiliarias y educación.

Si queremos formar parte de estos números, antes de nada, por delante de buscar un local o contratar empleados, viene bien que estudiemos las estrategias empresariales y de marketing, sepamos cómo gestionar personas y establecer relaciones duraderas con los clientes, conozcamos los impuestos y trámites a llevar a cabo, cómo planificar el calendario fiscal, encontrar fuentes de financiación o socios y hasta diseñar un plan de empresa, entre muchas otras cuestiones de vital importancia para el éxito del negocio.

Mejor con la ayuda de una consultoría de empresas

Hacer esto que se escribe tan rápido no es para nada una tarea sencilla, principalmente para los nuevos o recién iniciados. Por eso, como decíamos más arriba, es muy conveniente tirar de una consultoría de empresas para poner el negocio en marcha y encauzarlo durante su proceso. En QBConsultores, como consultoría de empresas en Alicante, ayudan a los empresarios en la definición y desarrollo de la estrategia empresarial de su organización para que cumpla un triple propósito (existir para cumplir un propósito, ser flexibles y adaptables a los cambios de su entorno, y construirse y desarrollarse en función de la información).

Esta consultoría guía al cliente para que la configuración de la misión/visión de la empresa sea un éxito. Cuenta con un equipo profesional altamente cualificado que puede ofrecer asesoramiento personalizado y adaptado al cliente y a su empresa con el fin de ayudarle a crecer, evolucionar y expandirse en su nicho de mercado o sector empresarial, porque conocen la importancia de empezar a actuar y caminar en la dirección correcta.

Sus servicios de consultoría de empresas han ayudado ya a alcanzar el éxito a muchísimos clientes.