La eficiencia energética como objetivo de la Unión Europea

Autor   

La eficiencia energética como objetivo de la Unión Europea

Que la contaminación ambiental es un tema de actualidad es algo que todos sabemos, al igual que sabemos que si seguimos contaminando el planeta, veremos cómo se transforma en un breve lapso de tiempo en una tierra desértica y plagada de hambrunas y penurias (más de las que hay ahora).

Cuando nos ponemos a estudiar con las medidas que están tomando los Estados, destacan los últimos movimientos de los Estados Unidos de América, tendentes a salir de los acuerdos para evitar la contaminación con gases de efecto invernadero. Sin duda, el presidente Trump parece convencido a romper con la Tierra.

Pero también destacan los movimientos políticos de los Estados y de las Organizaciones de países, como la Unión Europea. De hecho, recientemente se ha publicado una noticia que puede ayudar mucho a la reducción de la contaminación, en lo que se refiere al ahorro energético, un tema que no es baladí.

El Comité de Industria y Energía del Parlamento Europeo ha acordado plantear al pleno el objetivo vinculante de reducir el consumo de energía en un 40% para 2030. Los eurodiputados han subido significativamente la propuesta de la Comisión Europea, que había propuesto una reducción no vinculante del 30%.

De acuerdo con la nueva propuesta, cada país de la UE tendrá que establecer sus propios objetivos nacionales de eficiencia energética que son necesarios para alcanzar el objetivo general de una reducción del 40% en el consumo de energía. Estos cubrirían todas las etapas de la cadena energética, incluida la generación, la transmisión, la distribución y el uso final.

En otra resolución y por separado, el Comité de Industria y Energía también ha acordado que para 2030 un mínimo del 35% de toda la energía consumida en la UE deberá provenir de fuentes renovables y más limpias (en lugar del 27% como estaba planteado). Esto supone una novedad importante para sector del transporte, ya que al menos el 12% de la energía consumida en cada estado miembro debería producirse a partir de fuentes renovables, y eso supone reducir significativamente con el consumo de combustibles fósiles.

En qué benefician a los ciudadanos estas medidas

Pues bien, en primer lugar, las autoridades de cada país deben asegurarse de que los programas financieros, medidas de apoyo que aumentan la participación de la electricidad producida a partir de fuentes renovables, sean estables y predecibles. Al mismo tiempo, deben abstenerse de realizar cambios frecuentes y evitar todos los cambios retroactivos.

Los eurodiputados quieren ayudar a las personas a establecer cooperativas de energía renovable en sus comunidades, donde pueden instalar paneles solares, turbinas eólicas o energía hidroeléctrica en forma conjunta. Por lo tanto, solicitan a los Estados miembros que garanticen que los consumidores, especialmente los hogares, puedan unirse a dichas comunidades de energía renovable sin estar sujetos a condiciones o procedimientos injustificados.

Esto último supondrá un cambio para la política de energía solar y eólica de nuestro país, que es bastante restrictiva e injusta. Aunque, en gran parte, es una consecuencia de una política eléctrica que se basa en las energías renovables, pero sin duda es una consecuencia desproporcionada.

Qué podemos hacer ahora

Actualmente, el ciudadano de a pie puede hacer mucho para cuidar del medio ambiente. En primer lugar, y sobre todo ahora que estamos en invierno, podemos adaptar las viviendas para mantener mejor la temperatura, y no encender la calefacción o el aire acondicionado que tanto consume.

Una acción simple que podemos llevar a cabo es renovar las ventanas viejas que dejan pasar el aire, por otras como las que fabrica Replus, una fábrica de ventanas y Perfiles de PVC con 30 años de experiencia a las espaldas, líderes del sector del Cerramiento Arquitectónico en España, cuyas soluciones técnicas en cerramientos cubren la extensa gama de carpintería exterior en PVC y techos móviles de aluminio.