El mejor instrumental para nuestra clínica

Autor   

El mejor instrumental para nuestra clínica

Cuando montas tu propia clínica dental y la ves ya abierta, parece que has cumplido un sueño, porque realmente lo es, pero no te puedes hacer a la idea del trabajo que te queda por desarrollar. Lo cierto es que el proceso de montar tu propio negocio en España es tan duro y pasa uno por tantas etapas en las que cree que no lo va a conseguir que es fácil darse por vencido.

Cuando acabé la carrera, tenía claro que tal y como estaban las cosas, lo mejor era emprender. Ahorros familiares sumados a un préstamo hicieron que mi paso por el trabajo por cuenta ajena en una clínica fuera efímero. No me gusta hablar más de lugares donde haya estado, pero con toda sinceridad, vi cosas que no quería en mi clínica si llegaba a tenerla.

Hoy en día, aunque invierto más dinero que muchas otras clínicas, intento estar siempre equipado con los últimos avances y unas herramientas de verdadera calidad. No merece la pena intentar ahorrar en el aparataje, porque las consecuencias suelen ser de un peor servicio a la clientela y al final terminas gastándote más de lo que pensabas en comprar nuevas herramientas.

Esta vez fui “bueno” e hice caso a varios compañeros con más experiencia y en especial a mi socio, que me animó a invertir en calidad. Sabíamos que nos tocaba buscar bastante para dar con algo bueno, bonito y que tuviera un precio razonable.

Al final, después de navegar más de lo que teníamos pensado por la red, dimos con La tienda del dentista. Realmente podríamos decir que es algo más que una simple tienda, es un depósito dental online, que está dedicada en exclusiva al dentista, odontólogo, estomatólogo o clínica dental, así como al sector odontológico en general. Se resume en todo lo que está relacionado con la profesión dental.

Desde el momento en que nos pusimos en contacto con ellos, vimos que realmente eran especialistas en el tema y no solo una tienda con conocimientos básicos. Aunque parezca mentira, no siempre estas tiendas especializadas tienen tras de sí a gente que controle de verdad del tema, especialmente en Internet, donde puede estar cualquier tipo de persona a cargo de la venta, algo complicado de controlar.

Un sector que va a velocidad de la luz

En el mundo de la odontología las novedades se suceden rápidamente. Un usuario puede ir al dentista y pensar que bueno, es cierto que en las últimas décadas se ha mejorado bastante la técnica y las formas para dar un mejor servicio con el dolor mínimo posible, pero para llegar a esto, se producen pequeños cambios y mejoras que lo posibilitan.

En esta tienda, tienen más de 40.000 artículos que podemos elegir los 365 días del año y las 24 horas del día, gracias al depósito dental en línea, que hace posible comprar con pago seguro y encima te lo envían a tu negocio. Las clínicas en este tipo de nuevos servicios online tenemos una buena fuente para abastecernos.

Si hablas con veteranos de la profesión ves la de diabluras que tenían que hacer quienes querían estar a la última en cuanto a técnicas y herramientas. Como si de un coleccionista o fanático de otras ramas, como la música o el automóvil que compraban revistas internacionales, los dentistas también lo hacían para en algunas ocasiones, conseguir material nuevo e irlo implementarlo. Ahora, quien quiere estar a la última puede hacerlo.

Además de todos estos avances se puede decir que también puedes comprarlo. Lo que si que es verdad, es que, al menos en nuestro caso, preferimos comprar a una tienda de aquí en vez de una extranjera, no solo por los tiempos de transporte, también por la confianza y tranquilidad a la hora de hacer unos pedidos que muchas veces al ser de tanto contenido técnico pueden llegar con algún tipo de defecto.

A nosotros en la tienda del dentista no nos ha pasado nunca, pero si que sabemos de compañeros que compraron a una tienda de Seattle una serie de aparatos nuevos y por el largo viaje en avión acabaron de aquella manera y en no las mejores condiciones.

Nosotros esta forma de comprar online nos facilita mucho la labor y puedo asegurar que estamos tan satisfecho que una o dos veces al año no fallamos y realizamos un gran pedido. Los resultados y durabilidad al final convencen.