10 ideas para decorar las paredes de un dormitorio infantil

Autor   

10 ideas para decorar las paredes de un dormitorio infantil

Un dormitorio infantil debe ser divertido y alegre para que los niños se sientan a gusto en su espacio. Por eso en este artículo hemos reunido 10 ideas que te van a ser de gran ayuda para decorar las paredes de un dormitorio infantil.

  1. Pinta de un color alegre

La primera forma de decorar y poner color a una habitación infantil es pintando las paredes de un color alegre. Puedes apostar por los tonos pastel, poner un poco de calidez con un tono mostaza o colores más fuertes como rosas, azules o verdes.

El abanico entre el que puedes elegir es muy amplio, pero si tienes dudas te recomendamos leer ‘Los mejores (y más bonitos) colores para pintar una habitación infantil’, un artículo de la revista El Mueble que seguro que te ayuda.

  1. Haz un collage con sus fotos

Otra idea decorativa es crear un gran collage con las fotos de tu hijo o hija y fotos de familia. Es una manera bastante original de dar vida a la estancia y al mismo tiempo de personalizarla.

Puedes optar por comprar un gran marco tipo collage en el que sólo tendrás que meter las fotos y colgar en la pared. O también puedes imprimir las fotos y colocarlas directamente en la pared creando una forma bonita.

  1. Coloca un vinilo decorativo

Una de las ideas de decoración que más están triunfando estos últimos años en dormitorios infantiles son los vinilos decorativos.

“Colocar un vinilo decorativo es bastante fácil y viste mucho la estancia. Y hay multitud de motivos infantiles entre los que elegir como mapas, de animales o incluso globos”, explican desde Joyfer, empresa de rotulación en Pamplona.

  1. Pon una guirnalda

Un elemento decorativo que puede parecer bastante simple pero que es suficiente para dar alegría a una pared es una guirnalda. Hay guirnaldas fabricadas con textiles, pero también otras que incluyen luces por lo que no sólo decoran sino que también dan luz a la estancia.

  1. Pinta formas geométricas

Antes decíamos que se pueden pintar las paredes de un color alegre, pero otra idea es pintar con formas geométricas. Se puede apostar por pintar en un color neutro como blanco o beige y después poner toques de color con rayas o topos.

Por ejemplo, una combinación de moda hoy en día son las habitaciones en tonos blanco roto o grises muy claros con pequeños topos en granate, azul oscuro y mostaza. Esta combinación es ganadora. Pero también puedes apostar por dar vida con tonos mucho más llamativos como una pared hacer rayas de rosa y blanco, por ejemplo.

  1. Instala un papel de pared bonito

También puedes instalar un papel de pared bonito. Hay una amplia gama de modelos y diseños de papel de pared. Y para decorar la estancia no necesitas mucho más.  Pero siempre puedes adornar con un cuadro, alguna foto o algún elemento decorativo simple para no sobrecargar.

  1. Una zona de manos

Puede ser divertido que dejes una pequeña pared o zona para pintar con tu hijo o hija. Involucrarse en la decoración de la estancia le hará sentir su habitación como propia y además pasaréis un rato divertido pintando. Porque la idea es en una pared dejar que el pequeño calque sus manos.

Pues optar por pintar la pared de blanco y luego escoger diferentes colores que combinen con los muebles y textiles para que calque sus manos en distintos tonos. O también si la pared es de un color llamativo optar por las manos en blanco.

  1. Pon una gran pizarra

También puedes poner una pared de pizarra para que tu hijo o hija pueda pintar sin preocupaciones y disponga de un espacio para dar rienda suelta a su creatividad. Además, las pizarras adhesivas para pared son más económicas de lo que pueden parecer. Puedes encontrar modelos desde 10 o 20 euros, aunque el precio depende también del tamaño.

  1. Coloca apliques 3D

Una idea original para decorar las paredes de un dormitorio infantil es colocar apliques 3D. Estos elementos decorativos normalmente se fabrican en madera o plástico y seguro que a tu pequeño le encantan. Porque hay una infinidad de diseños como nubes, dinosaurios o incluso completos arcoíris.

  1. Apuesta por los tradicionales cuadros

Y la última idea para decorar las paredes es apostar por los tradicionales cuadros. Porque son un elemento decorativo que nunca pasa de moda, son bastante económicos y puedes hasta diseñar tú mismo una lamina en función del estilo que deseas.