5 consejos para mantener felices a tus empleados

5 consejos para mantener felices a tus empleados

Según una encuesta reciente, alrededor del 70% de las personas tienden a buscar nuevos trabajos luego de sus vacaciones. Por supuesto, esto se debe a que aprovechan periodos como vacaciones y feriados para dar el paso y dejar trabajos donde no son felices o no están motivados.

Esto también es un problema para las empresas porque si un empleado no está feliz, esto se refleja en la cultura, el ánimo y/o la administración de la compañía, además que de renunciar a su cargo, reemplazarlo podría costar el 20% de un salario anual si es un trabajador medio y el 213% de un salario anual si es un ejecutivo importante, según un estudio hecho por la CAP (Center for American Progress).

Eso sin contar el tiempo, el dinero y la paciencia que la empresa tendrá que invertir para reclutar a un nuevo empleado.

Por esto, debes intentar que tus empleados se sientan apasionados por la marca y su misión; incentivándolos a vivir la marca. Si trabajas en esto lograrás un doble beneficio: les recuerdas porque trabajan para la compañía, y enciende una pasión que luego puede ser compartida por los clientes.

Sin  embargo, esto de crearles pasión por su empresa no es tan sencillo. En palabras de Alexis Lamster, directora de personas y cultura en Carrot Creative, que tiene un rango máximo de pérdidas de 3%, en una industria en donde el promedio es un 30%: “No decimos que tenemos una gran cultura por que tengamos un barril de cerveza, o hagamos eventos divertidos como compañía,” esta explica que “La cultura se trata de los valores compartidos de un grupo de personas…Apoyando nuestra cultura en nuestras contrataciones, y en las marcas con las que elegimos trabajar, nuestros empleados tienen un mayor sentido de lealtad, y como resultado, invierten más en sus trabajos.”

Sin embargo, no esto no es una tarea imposible. Aquí te damos 5 consejos para empezar a enamorar a tus empleados y que algunas PYME aplican, junto con un acercamiento holístico, y mucha dedicación.

  1. Ten una misión

Todos quieren sentir que su trabajo está haciendo una diferencia. Nadie quiere solo ser otro eslabón en la cadena.

Por eso, hoy en día los empleados jóvenes se sienten más atraídos a compañías jóvenes e innovadoras, dirigidas por emprendedores sociales.

Para esto: “Ten un propósito mayor que tu compañía,” dice Moon Kim, Vice presidenta en M Booth, agregando que tu compañía debiera “hacer una diferencia en el mundo.”

Pero, si el problema es que tu empresa no tiene una misión altruista, aún pueden agregar el bien social a tu plan de negocios. Solo necesitas ser “consciente de otros, y buscar hacer el bien siempre que sea posible,” dice Kim.

Por ejemplo, Method lleva agua a áreas pobres, Chalkfly invierte sus ganancias en profesores, Privy ayuda a PYMEs a mejorar en marketing web, y Greatist ayuda a las personas a ser más sanas.

No necesitas salvar al mundo todos los días, lo único que tienes que hacer es utilizar tus recursos para mejorar en algún aspecto la comunidad en la que te desarrollas.

  1. Dale propiedad a tus empleados

Es una realidad que las personas trabajan mejor y son más felices cuando tienen propiedad de su trabajo, cuando pueden resolver sus problemas a su manera, y expresar su individualidad.

“Los beneficios y bonos son importantes, pero desde nuestra perspectiva, se trata de empoderar a nuestros empleados,” dice Zohar Dayan, Gerente general de Wibbitz. Sobre todo si la tuya es una empresa pequeña, ya que cada trabajador cuenta, y sus labores deberían ser obvias y valoradas. “Ya sea una política de puerta abierta en las formas de mejorar todo desde marketing hasta el producto, y la atmósfera de la oficina, o teniendo lluvias de ideas regulares en equipo, cuando tus empleados sienten que pueden impactar tangiblemente en la dirección de la compañía, hay más probabilidades de que se lancen por completo a la causa”.

También es muy importante que tus empleados puedan crecer dentro de tu compañía, y por lo tanto su salario. “Cuando contratamos, pensamos activamente sobre como la carrera de los nuevos empleados se verá con nosotros—no sólo lo que harán a diario, pero cómo entrarán en nuestra estructura, y cómo podemos crear oportunidades de administración o liderazgo para ellos en el futuro,” dice Kathryn Minshew, co-fundadora y gerente general de The Muse, donde hacen reuniones periódicas donde el equipo discute cómo los empleados pueden evolucionar, tomar más responsabilidades, y apropiarse de más proyectos. “Ayudar a los empleados a crecer dentro de tu compañía los hará saber que estás comprometido a largo plazo,” dice Minshew.

3. Propicia el compañerismo y el networking

Si tu compañía tiene varias oficinas o trabajadores remotos, pasa que algunos empleados ni siquiera se conocerán entre sí, y aunque no lo parezca es muy importante que puedan relacionarse unos con otros.

Para esto, incentiva a los empleados a que se comuniquen ya sea por medio de Skype, Slack, o la red social de su preferencia. Esto los hará sentir más conectados y más informados sobre la compañía, y todos los que ahí trabajan.

Incluso puedes hacer una videoconferencia semanal, incluyendo empleados remotos  o de las otras oficinas. Esto aunque puede retrasar un poco la productividad de la reunión, les permitirá a todos ver que está sucediendo  en los demás departamentos, y como todos están trabajando en la misión general, potenciando la pertenencia a la marca, así como nuevos canales de comunicación y participación retroactiva entre equipos, que pueden ser el origen de nuevas ideas, más creatividad y mayor crecimiento profesional.

4. Practica el feedback

Un miedo común entre los empleados es el momento de la evaluación anual. Ya que más allá de los típicos nervios sobre el dictamen de su rendimiento, si han incurrido en errores, se sienten frustrados por haber tenido un bajo desempeño durante todo el año sin si quiera saberlo.

Y si, estas evaluaciones son necesarias, la verdad es que llegan tarde a atajar el problema, para luego desaparecer fugaces hasta un año después. Por lo que hay otras buenas opciones a la práctica.

“Cuando se trata de retener talento, una táctica que me ha resultado crucial es el implementar revisiones semanales informales, y cuatrimestrales formales, para prevenir cortes,” dice Maynard Webb, autor de Rebooting Work: Transform How You Work in the Age of Entrepreneurship. “No esperes hasta fin de año para informarle a los empleados que no lo han estado haciendo bien, o no lo bien que su percepción los hacía creer.”

Mejor prepárate para hacer evaluaciones informales continuas, a las que tu empleados se acostumbren y pierdan el miedo y les hagan saber justo a tiempo los aspectos que deben mejorar.

Además,  no olvides que el feeback funciona en ambos lados. Fred Bateman, fundador y gerente general de Bateman Group, está orgulloso del bajo promedio de 5% de repuestos en su compañía en los últimos 10 años, y le atribuye esta retención a las “10 Reglas para Mantener una Baja Sustitución de Empleados”. Una de las más importantes es asegurarse de que todos entiendan que tienen una voz, independiente de su título, y de que su voz es escuchada fuerte y clara por la administración en todo momento.

Así, invitas a tus empleados a formar parte activa del mejoramiento de la empresa al darles la oportunidad de hacer sugerencias y reportar quejas a su equipo sin límites de cargos o antigüedad.

5. Dale identidad a tu empresa

Y no solo hablamos de construir una personalidad reconocible por empleados y clientes, sino una personalidad amigable que se robe el cariño de los que ahí trabajan.

Sí, es difícil asegurarse de que tus empleados están comprometidos, y pasándolo bien, pero es de suma importancia para garantizar su satisfacción y lealtad. Así que te recomendamos que armes  un equipo de “operaciones humanas” y cultura que se encargue justo de esta labor.

“Apuntamos a hacer que Carrot sea un hogar más que una oficina, y una familia más que un personal, con tragos de bienvenida para los nuevos empleados, reuniones grandes (por ejemplo, Acción de Gracias en donde cada uno trae algo), un equipo de softball, comités y beneficios subsidiados,” dice Lamster, quién agrega que los comités de Carrot no son los típicos grupos corporativos. “Financiamos aquello que apasiona a las personas, para hacer una compañía mejor,” dice. Bitches Be Bakin’ hace deliciosos bocadillos para celebrar los carrotversarios, El Comité Brew Crew se asegura de que el barril de cerveza esté siempre lleno, y el Comité Carrot Care encuentra oportunidades para que la compañía pueda servir a la comunidad. “Estos comités crean una base para que cada persona en Carrot pueda contribuir y ser parte de hacer que este lugar sea el lugar que quieren.”

Así mismo, este equipo puede estar conformado por empleados contratados especialmente para dicha labor o por otros empleados que hagan horas extras remuneradas preparando momentos de entretenimiento para todo el equipo; todo depende de tu presupuesto y el tamaño de tu compañía.

De igual forma, el departamento deberá encargarse de propiciar momentos de esparcimiento y networking dentro de la compañía que hasta pueden servir como vías de crecimiento profesional o personal. Aquí puedes idear desde cumpleaños, hasta viajes. Eventos profesionales como talleres o charlas, o de pura diversión como conciertos o degustaciones. Pon a tu equipo a competir en un concurso creativo o, por ejemplo, Photo Original Gift, distribuidores de regalos personalizados, te recomienda también obsequiarles un pequeño detalle en los momentos más entrañables de la compañía.