Cenas y comidas navideñas de empresa

Cenas y comidas navideñas de empresa

celebration-83158_640

Llega Navidad y las cenas de empresa y a veces los directivos o el departamento de contabilidad se vuelven locos para buscar restaurantes que les hagan buenos presupuestos que se adapten un poco a su bolsillo o economía. Nosotros, desde App2, os vamos a recomendar las fiestas en la propia empresa, con catering y demás servicios porque pueden salir más baratas y resultar más divertidas. Tal vez lo peor de hacerlas en alguna instalación de la empresa sea limpiar luego pero para eso puedes contratar  esta empresa de servicios de limpieza en Barcelona que hace milagros en muy poco tiempo, y si no vives en Barcelona seguro que encontrarás otra buena empresa de limpieza en tu provincia.

Veamos un ejemplo de lo que me refiero. Pensemos que estamos en Alicante (por cambiar de ciudad) y tenemos una sala en nuestra empresa que podemos adecuar para hacer una cena o un piscolabis o algo parecido. Contratar un servicio de catering en una empresa allí puede salir por unos 26 euros en una empresa como Masalto, y el servicio de limpieza variará dependiendo del tamaño de la sala ¿verdad? Pues si pensamos que en un restaurante el menú para empresas más económico en Navidad te puede salir por unos 35 euros (hablamos de menús con la misma calidad para poder comparar) y teniendo en cuenta que si quieres alargar la velada con algún tipo de barra libre o descuento en copas para hacer una pequeña fiesta tras la comida o cena nos podemos meter en 45 o 50 euros por cabeza ¿verdad? Pues por mucho menos podemos tener el catering, la fiesta, e incluso la postfiesta.

Veamos otros beneficios. Hacer una cena de navidad en la empresa fomenta el compañerismo y la unión entre el equipo porque ayuda a conocerse mejor entre ellos, a salirse un poco de los rolles establecidos que otorgan los diferentes puestos o cargos e incluso puedes organizar actividades para ese día especial y crear un vínculo aún mayor. Todo esto en un restaurante no es factible, a no ser que hablemos de una finca o algo así y te preparen una gymkana en el patio, cosa que dudo mucho la verdad.

Otro beneficio, además de los económicos, puede ser el horario. En ocasiones la empresa se ve obligada a paralizar la actividad laboral durante unas horas para llevar a cabo la comida o cena de navidad o a realizar el evento en días festivos, lo que provoca que muchos empleados no puedan asistir porque tengan compromisos familiares. Sin embargo, si decides hacerlo en tu propia empresa, puedes mantener el horario de trabajo habitual porque el trabajador sólo tendrá que cambiar de sala para unirse a la fiesta cuando termine su jornada y podrás hacerlo en un día laboral sin tener que ocupar sábados o domingos.

Realmente todo esto es sólo una posibilidad más, porque pueden hacer muchas otras, pero es algo que no todas las empresas se plantean y puede ser una ayuda a la hora de organizar la típica comida navideña.