Climatización y Energías Renovables

Climatización y Energías Renovables

La externalización de servicios por parte de las empresas es algo de lo más común y que aporta numerosas ventajas. García Guirado es una empresa que se encarga de desarrollar sistemas de climatización y ventilación funcionales gracias a la energía solar fotovoltaica, casi sin consumo de la red eléctrica.

Muchas personas son las que se plantean de forma seria la instalación de un sistema de calefacción por aerotermia. Esto se puede ver en reformas, obra nueva o cuando se busca una bajada en el consumo de calefacción por bomba de calor

Esta empresa familiar se fundó en 1974 y está especializada en instalaciones y mantenimiento de electricidad, gas, biomasa climatización, energía solar, calefacción por aerotermia, suelo radiante refrescante Daikin y tratamientos de agua, donde son referentes en el sector por la calidad.

García Guirado han recibido premios por su gran cifra de ventas, siendo distribuidores y servicio técnico oficial de Altherma Daikon en Úbeda, Granada, Jaén y Málaga. Esta empresa está homologada por Endesa para trabajos en redes de baja tensión.

Ellos tienen a gala solucionar los problemas de sus clientes que estén relacionados con la energía del hogar o negocio. Cuatro décadas trabajando en el sector son toda una garantía y saben lo que buscan los clientes más exigentes.

En esta empresa se compromete con la mejora diaria, donde hay espacio para la calidad e innovación que puede reflejarse en el mejor trato posible hacia el mayor valor con el que cuentan, los clientes que confían en ellos.

Desde el principio supieran que trabajar en un ambiente profesional y exigente es lo más importante para su organización. Algo donde también han insistido es en su apuesta por las nuevas tecnologías, adaptándose a los tiempos más actuales, donde saben que interrelacionarse con el cliente es fundamental, algo a lo que colaboran mucho las nuevas tecnologías.

En García Guirado lo que buscaron desde sus inicios fue un crecimiento que fuera rentable, pero a la vez sostenible, con el objetivo de ser líderes en prestación eficiente de sus servicios y llegar a ser una de las principales empresas en el sector en las provincias de Málaga, Jaén y Granada.

De la misma forma, han sido pioneros a la hora de usar tecnologías nuevas e Internet, que utilizan para que el cliente pueda realizar consultar y lograr una respuesta en tiempo real, donde pueden incluso comprar online los productos de la empresa.

Un negocio como este debe ir creciendo gracias a un equipo que esté coordinado y comprometido, algo básico en cualquier empresa exitosa.

Sus valores

Los principales principios y valores de García Guirado son los siguientes:

Calidad.

Innovación.

Soluciones.

El cliente, la base de sus actuaciones.

Esta empresa es instalador Máster y distribuidor oficial Daikin en las ciudades de Jaén, Granada, Úbeda y Málaga. En el tema de la calefacción, son distribuidores y servicio oficial de Bronpi y Ecoforest, teniendo además varios Puntos de Servicio Endesa. Con el acuerdo entre Endesa y García Guirado lo que hacen es vender sistemas de alarma para hogares de la marca más famosa en el mercado de la seguridad residencial, caso de Securitas Direct.

Como decíamos al principio, la externalización de servicios  es algo que evidentemente hace que la empresas puedan seguir con su funcionamiento sin tener que dedicar esfuerzos de formación o de creación de estructuras. Las empresas externas se encargan de dar todos esos servicios requeridos.

Lo mejor para contar con una buena compañía es hacer un trabajo de investigación, saber el historial que tiene la empresa y las opiniones que hay sobre ella, tanto de antiguos como de actuales clientes.

Está claro que en un mundo empresarial como en el que vivimos la competencia es realmente feroz.  Existen muchas empresas y más en estos sectores que hacen los mismos servicios o parecidos, pero solo unos poco son los que llegan a la excelencia. En ese sentido es importante cerciorarse de que estamos buscando el servicio óptimo a un precio que podamos pagar.

El equilibrio siempre suele ser bueno y aquí debemos saber que nadie da duros a cuatro pesetas. Si se quiere calidad, hay que pagarla, pero realmente merece la pena hacerlo. Al final los clientes notan cuando se les da un servicio de nivel.