Dirigir una flota de vehículos resulta más sencillo con estos consejos

Autor   

Dirigir una flota de vehículos resulta más sencillo con estos consejos

Si al salir a la calle no has visto un vehículo de Cabify, Uber o incluso las motos eléctricas de Moving, es porque no has salido lo suficiente a la calle últimamente. Las calles se han llenado de vehículos que siguen los principios de los negocios colaborativos, en los que la máxima es el pago por el uso de un servicio concreto.

Pero el transporte colaborativo se ha unido con otro tipo de servicios para ofrecer a los consumidores nuevas formas para facilitar las compras. Es el caso de los servicios de comida o servicios a domicilio, como puede ser Glovo o JustE at. Que igual que en el caso anterior, son realmente fáciles de ver en las ciudades.

En el caso de Glovo o Uber Eats es interesante la manera en la que funciona, ya que son trabajadores particulares sin relación laboral con la empresa. Es decir, la aplicación ofrece la posibilidad de realizar ciertos servicios que se ofrecen en la misma a cambio de una remuneración.

Esto ha hecho que muchas empresas se planteen cambiar el tradicional sistema de flotas de vehículos. Ambos sistemas son diferentes, ya que utilizar los servicios de empresas como las anteriormente mencionadas, de transporte colaborativo, supone tener un descontrol a la hora de realizar el transporte, pues no se controlan factores como calidad del servicio, ruta o tiempo del transporte, pero puede que el coste sea menor.

En el caso de las flotas de vehículos, existe mucho más control, ya que se posee una serie de vehículos sobre los que toman presencia los dispositivos GPS que permiten controlar que las rutas predefinidas se realizan con exactitud. Además, el control también se expande a otros elementos como que el transporte se realice rápido, que el servicio de entrega sea de calidad, y una buena gestión en el caso de que no se pueda realizar la entrega.

Pero manejar una flota de vehículos es algo complejo, pues no es fácil correlacionar todos los diferentes elementos que se tienen que tener en cuenta para que el servicio sea de calidad. Por lo tanto, y con el fin de ayudar a las empresas a mejorar sus servicios, hoy os traemos unos consejos para poder manejar flotas de vehículos con facilidad.

Cómo conseguir una organización efectiva

Uno de los primeros problemas que tienen las empresas con flotas de vehículos es que no hay un responsable de la misma. Las empresas suelen centrarse en la producción de productos o en la prestación de servicios, y los vehículos con los que se acerca al cliente el producto no suele ser uno de los focos de las mismas. La solución a este problema es crear un departamento que se encargue de gestionar la flota de vehículos. De esta manera podemos poner el foco en aspectos concretos para mejorar el servicio.

A pesar de que esto último pueda suponer un coste, ya que a pesar de la salida de la crisis no sale nada barato contratar a un trabajador, la realidad es que precisamente se pueden ahorrar los costes al planificarse rutas con más exactitud. Esto hará que disminuya el consumo de combustible de los vehículos, gracias a la mejor optimización de el peso de las cargas en los vehículos, el uso del aire acondicionado o el mantenimiento de los mismos. Llevar un control de todo lo mencionado puede hacer que al año se ahorren importantes cantidades en combustible.

También es importante mencionar el mantenimiento de los vehículos, que se descuida si no hay nadie que se encargue de comprobar los kilómetros que realizan los vehículos. No llevar un control del kilometraje es importante para evitar averías como consecuencia del desgaste. Además, una flota de vehículos no deja de ser una inversión que debe de cuidarse, ya que de otra manera los gastos que generan las averías puede producir pérdidas, por no hablar de los posibles riesgos de los trabajadores.

Por ello es importante contar con talleres de confianza que nos ayuden a realizar un mantenimiento integral de los vehículos. Cuando vayas a elegir un taller no lo hagas mirando solo el precio, sino mirando la experiencia del taller, que suele ir acompañado de un buen servicio. Esto es precisamente de lo que puede presumir el taller Autobabel, que desde 1993 acumula una gran experiencia a la hora de realizar cualquier tipo de reparación.