El negocio de los medicamentos

Autor   

El negocio de los medicamentos

Mientras veía una película que estaban poniendo en la televisión, en uno de los descansos, he visto un anuncio de una farmacia, y me he parado a pensar sobre un tema que me parece realmente serio y que me gustaría compartir con todos vosotros. Las enfermades son un negocio que, no nos damos cuenta, pero se gana mucho más que con la venta de armas e incluso de petróleo. Personalmente creo que sólo empresas son las únicas que deberían hacer publicidad para las farmacias o marketing y cosas así, porque hablamos de un tema realmente serio.

Estudios han demostrado que por cada dólar invertido en fabricar un medicamento, se ganan mil dólares de ganancia. ¿os imagináis eso traducido a cifras gigantes?. Lógicamente los medicamentos se venden a lo largo y ancho del mundo, algunos países fabrican los suyos propios y los importan o exportan otros de fuera. Normalmente las grandes industrias relacionadas con la producción de medicamentos, compran sus materias primas en países subdesarrollados, donde el coste es muy pero que muy bajo, comparado a como lo venden una vez fabricada la medicina, en los países con mayor poder adquisitivo.

Este sector, dedicado a la venta de productos de farmacia, está en crecimiento, es un tema del que se aprovecha muchas personas alrededor del mundo, puesto que las enfermedades van a seguir existiendo por desgracia, y hay miles o millones de personas que necesitan medicamento de por vida. El problema es que el dinero que tienen estas industrias, no lo utilizan para, por ejemplo, investigar las enfermedades de los países de donde ellos mismos cogen las materias para llevar a cabo la producción de los medicamentos. Una estrategia que usan ciertas industrias farmacéuticas, es que incrementan el precio de los medicamentos, porque saben que es un bien de casi primera necesidad, puesto que nuestra salud depende de ello, y que si se puede, vamos a gastarnos el dinero cueste lo que nos cueste. Hay muchas personas que están luchando para que se quede un precio fijo para los medicamentos, e incluso para que se den ayudas, puesto que no es algo que elegimos, es algo que si tenemos una enfermedad o cualquier cosa que nos haga necesitar la ayuda de un medicamento, no tenemos opción debemos consumirlo si o si.

Hay mucho negocio negro, por no decir sucio, detrás de toda esta industria, de la que la mayoría de las personas no somos conscientes. Se ha llegado a oír que han descubierto la cura contra el alzheimer por ejemplo, o de varios tipos distintos de cáncer, pero que no beneficia a ciertas personas que están detrás de todo esto. Porque si se curan estas horribles enfermedades, es dinero que dejan de ganar ellos. Incluso también se ve cómo hay ayudas para otras enfermedades, también muy serias, cuyo coste económico no esta al alcance mas que de unos pocos afortunados.

Están jugando con la salud de las personas, de todas las personas del mundo. Desde las que están de mano de obra para obtener la materia prima ( un número de personas que por cierto, se va reduciendo porque ya están sustituyendo por maquinaria…) hasta las personas que están enfermas que no pueden permitirse pagar ciertos medicamentos, o que les cuesta mucho reunir el dinero suficiente.

También os puedo recordar el caso de la famosa gripe A, o un caso mas cercano, el caso del ébola. Veíamos muchas cosas en la televisión, nuevos casos, nuevas noticias que nos llegaban casi a diario desde los países donde se estaba propagando. Si os dais cuenta, ya no se habla del tema, pasaron unos meses y casualmente desparecieron ambas enfermedades. Se ha llegado a rumorear que todo era mentira, mentiras que costaba que las personas saliesen corriendo a por vacunas y medicamentos para prevenir y para curar. Dinero que se gastaban los países en más medicamentos para llevar a los países donde estaban teniendo lugar…supongo que son temas tan serios, que nunca conoceremos la realidad de todo el asunto.

Hay que luchar, luchar porque se dejen de aprovechar de nosotros y de jugar con nuestra salud, luchar para que nos den ayudas, para que den ayudas a nuestros mayores cuya pensión, en muchos casos no es suficiente para cubrir todos los medicamentos que necesitan, ayudas económicas para las enfermedades que nos duraran toda la vida, luchar por nosotros.