Emprendedor, no tengas miedo a caer

Autor   

Emprendedor, no tengas miedo a caer

“No esperes; nunca va a ser el momento oportuno. Comienza en cualquier lugar, por cualquier medio que puedas tener a tu disposición que encontrarás en el camino”. Esta frase no es de ningún influencer de moda, tampoco de Mr. Wonderful, curiosamente es de hacer años, y de un personaje conocido por todos, Napoleón Bonaparte. Es un reflejo de lo que para mí puede ser el emprender. Para muchas personas, lo de comenzar a hacer algo nunca es en el momento oportuno, sobre todo porque nos da miedo la posibilidad de caer, pero ya os aseguro que forma parte del éxito.

Vivimos en una sociedad en la que hemos olvidado que el caer es tan digno como el triunfar. Nos hemos olvidado que para poder llegar a lo más alto, quizás allá que caer para emerger con más fuerza. Sobre todo lo estamos viviendo con los padres que son muy protectores sobre sus hijos. Niños de cristal que no son conscientes de que la vida no es de color de rosa, y que en muchas ocasiones puedes tropezar. Sin embargo, queremos que nuestros hijos vivan en una realidad paralela, donde se crean que todo es maravilloso. Mal hecho.

Pues lo mismo ocurre con las acciones de emprender. Si alguien ha triunfado en esto de la empresa, ése es Jefrrey Bezos. He visto muchas charlas de él, y me quedó con una frase, aunque son muchas las que me gustan: “La pregunta común que se hace en el negocio es, ¿por qué?  Esta es una buena pregunta, pero igualmente válida es: ¿Por qué no”. Así que hoy comienza el momento para emprender.

Seguro que pasarás por malos momentos. Mucha gente no emprende por no querer salir de su zona de confort. El primer paso es ser honestos con nosotros mismos y aprender a identificar los miedos. Luego, trabajar a pesar de ellos poco a poco. Entender que el mejor momento para emprender no existe y que siempre habrá muchos riesgos y personas preocupadas por seguirnos la pista, por ayudarnos a salir adelante o por intentar convencernos de cambiar de idea.

Piensa en grande

No hay que pensar en pequeño, hay que hacerlo en grande, porque por más pequeña que parezca la idea, luego se puede hacer grande. Este consejo de mi padre me ha ayudado a entender que en la vida profesional o en el mundo empresarial, ninguna oportunidad, contacto o negocio, debe ser menospreciado, ya que nunca se sabe si una nueva relación, aunque parezca sin importancia en un inicio, se puede convertir en el futuro en algo muy importante, sobre la cual se pueda construir una relación beneficiosa para todos. Así que lo importante es lanzarlo.

Y recuerda que es imprescindible, primero, tener un sueño que luego deberás convertir en acción. Porque sin sueño, no habrá proyecto de empresa. El miedo puede superar a nuestro emprendimiento si no actuamos y lo enfrentamos y qué mejor forma para superarlo que escuchar los miedos de otras personas que han recorrido el camino que queremos recorrer y cómo lograron enfrentar a este gigante.

La psicóloga Maribel Paz habla de ese proceso de derrotismo cuando vemos que algo no tiene éxito.  Ese momento en el que piensas que no tengo vida, que mi vida es frenética, no tengo ni un minuto de paz y no sirve para nada. Cuando te sientes agotada, estás de mal humor, aburrida, y solo quieres escapar. Quizás sea el momento para acudir a un profesional que te haga ver que la realidad no es esa.

Superar miedos

Para mí la clave para superar estos miedos y bloqueos fue el pasar a la acción, dar pequeños pasos a pesar de los miedos y ver que sólo estaban en mi cabeza, no eran reales. Así vas ganando confianza. Además me ayudó mucho el darme cuenta que detrás de estos miedos había uno mayor que era el miedo al rechazo y a no ser querida.

Para terminar me quedo con otra frase, del que para mí es el más grande, tanto en el deporte como en el mundo empresarial. Michael Jordan, el 23 de los Chicago Bulls dijo “He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Es por eso que tuve éxito“.