Humedades del levante

Humedades del levante

Soy empresario y mi negocio está enclavado en una de las zonas con más humedad de la geografía Española lo que provoca muchísimos problemas en mi establecimiento.  Y he de decir que hoy por hoy sólo esta empresa ha conseguido reformar mi fachada en El Perello consiguiendo que los resultados duren y no sean sólo un arreglo temporal a muy corto plazo.

 Para que os hagáis una idea de lo que ocurre os diré que el levante tiene muchísima humedad. Es tan exagerado el asunto que en mi casa de Alicante se desprende la pintura de las paredes con una facilidad pasmosa. Pero tampoco os quiero poner en contra de esta zona mediterránea porque es preciosa y tiene muchas ventajas. Mi pueblo, El Perelló cuenta con una de las playas más bonitas del levante español, al menos en mi opinión porque ya se sabe eso de que para gustos los colores, y está rodeado por el Parque Natural de la Albufera, por lo que ya os podéis imaginar lo precioso que es el entorno.

Sin embargo, no todo puede ser bonito en esta vida  y a mi local y a mí nos ha caído la negra de la humedad. La pintura se desprende cada dos años como mucho y los clientes potenciales que pasan por delante de la fachada de mi establecimiento y ven las condiciones en las que se encuentra acaban por no entrar debido a la mala imagen que da.

No estoy diciendo que no puedan haber otras empresas igual de buenas pero sí he de matizar el hecho de que es la tercera vez que hago una reforma en mi fachada con el fin de terminar con el problema de las humedades y hasta ahora ninguna había funcionado pero hoy, día 10 de octubre de 2015, he de decir que se cumplen los dos años de rigor que antes ninguna reforma había aguantado y aún no se ve ni un atisbo de humedad en la pared.

Os parecerá una tontería pero yo ya estaba bastante harto del asunto y he decidido celebrar el logro por todo lo alto. Mañana sábado van a venir a cenar a mi casa varios familiares y amigos. Nos vamos a juntas unas 25 personas para cenare n la barbacoa de mi terraza y aunque sé que ya es tiempo de cenar dentro por el fresquete y eso pues como que en el salón no me cabe tanta gente así que les toca aguantarse y traerse una buena chaqueta. A cambio yo prometo hacer una buena cena con una rica parrillada argentina que mi mujer ha tenido el beneplácito de comprar esta mañana. Yo creo que merece la pena ¿no?