Los datos demuestran el resentimiento del turismo en Barcelona debido a la inestabilidad política

Autor   

Los datos demuestran el resentimiento del turismo en Barcelona debido a la inestabilidad política

Con el cambio de Gobierno que se ha sucedido en los últimos meses, hemos asistido a un cambio en el paradigma político, en el que la batuta de los temas más candentes pasa a manos del PSOE, y en concreto a manos de Pedro Sánchez. Es una nueva situación con un nuevo Gobierno que tiene que afrontar temas importantes que están sucediendo.

Solamente tenemos que recordar a los miles de inmigrantes que acueden a nuestras costas en busca de una oportunidad, o al problema con Cataluña, que lejos de cerrarse la herida sigue abierta con fórceps. Los ciudadanos están a la espera de ver que ocurre, pero los mercados internacionales no se la juegan.

La inestabilidad política en los países suele repercutir en las bolsas, haciendo caer varios puntos los valores de las principales empresas del país, en concreto en España estos valores se recogen en el IBEX 35, que como es bien sabido, es el principal índice bursátil del país y referencia para otras Bolsas.

Además de la bolsa, un sector que es muy sensible a los movimientos políticos es el del turismo, que sin duda ha crecido de manera exponencial durante los últimos años. Este crecimiento se ha registrado principalmente en ciudades como Barcelona gracias a su gran atractivo turístico y su oferta cultural.

Pero este año parece que las tornas han cambiado y es precisamente debido a varios factores, entre los que se encuentra la inestabilidad política que está azotando nuestro país. Los turistas se encuentran inseguros ante los posibles cambios que pueda haber durante su estancia, sobre todo en territorio catalán que es dónde más atención se está generando.

Como veremos, existen otros factores que hacen que este año el turismo se haya resentido, y debemos destacar de manera clara el mundial de fútbol de Rusia que se ha llevado a cabo en los meses de junio y julio. La realidad es que muchos turistas, a más inri los que eligen como destinos principales los de la península ibérica, han cambiado su lugar de vacaciones y esto es un problema.

En el artículo de hoy vamos a ver los datos que ha dejado el INE y que muestran con claridad cuál es la situación ante la que nos encontramos.

Los datos que confirman esta situación

En junio, un mes tradicionalmente positivo, las pernoctaciones en España cayeron un 1,2% interanual, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Si bien las de los residentes en nuestro país se apuntaron un alza del 0,1%, fueron las de visitantes extranjeros las que lastraron el dato con un -1,8%. Todo ello empujado a la baja por el retroceso del 10,2% registrado en Cataluña entre los turistas nacionales. Al mismo tiempo, las cifras muestran que la ocupación hotelera en España se desplomó un 2,1% en el sexto mes del año, habiéndose cubierto apenas el 64,9% de las plazas.

Esta comunidad autónoma ha perdido 1,8 puntos porcentuales de cuota hotelera entre el turista español respecto al mismo mes del año 2017 para situarse ya a la altura de la Comunidad Valenciana con el 14,3% de las pernoctaciones hoteleras totales.

Como consecuencia del mundial de fútbol de Rusia, las pernoctaciones de turistas británicos cayeron un 0,6%, mientras que las de los franceses lo hicieron en un 6,8%. Por contra, las de visitantes alemanes crecieron un 9% y las de holandeses un 13%. Ahora, desde esta organización constatan, una vez acabado el Mundial, el regreso a cifras anteriores de reservas, especialmente entre los visitantes de Reino Unido.

Los expertos abogan no tanto por centrarse en cantidades de turistas sino en el gasto. Así, según los datos del INE, la facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada fue, en junio, de 88,7 euros, un 1,6% más. El número de viajeros continuó aumentando en interanual en más de 250.000, entre residentes y extranjeros, augurándose un nuevo récord en verano. En cambio, las pernoctaciones cayeron, así como la estancia media, que se redujo un 3,2%, situándose así en las 3,3 noches por turista.

A pesar de todo, la oferta hotelera en Barcelona sigue ofreciendo a los turistas todos sus encantos. Boria BCN es un hotel construido en un pequeño palacio del siglo XVIII ubicado en barcelona centro, acoge hoy el mercer house bòria bcn, un aparthotel con habitaciones espaciosas y apartamentos vacacionales tipo loft, totalmente reformados y con gran personalidad, en pleno barrio del born.