Los diferentes métodos para la personalización de uniformes de trabajo

Los diferentes métodos para la personalización de uniformes de trabajo

Aunque no todas las empresas se detienen a evaluar el efecto que está teniendo su ropa de trabajo dentro de sus resultados, la verdad es que el diseño de los uniformes laborales y su personalización es de gran importancia en todos los sectores. Y no solo por una cuestión de practicidad, sino que existen un sinfín de motivos de diversa índole, los cuales benefician tanto a los trabajadores como a las mismas compañías u organizaciones.

Fábrica de Banderas, servicios de personalización de banderas, bufandas y otros elementos publicitarios, nos explican las principales ventajas que convencen a las empresas para optar por la personalización de la ropa laboral.

 8 razones para personalizar tu uniforme

  1. Proporciona higiene, comodidad y seguridad

Los uniformes de trabajo personalizados tienen una característica muy agradecida por los empleados: son limpios y cómodos, siempre y cuando se elija el tejido y diseño adecuados.

La ropa de trabajo es fácil de lavar, lo que permite cumplir con las normativas higiénicas imperantes en la actualidad, que se han vuelto más estrictas por la actual situación de emergencia sanitaria.

Además, la comodidad con la que un empleado puede hacer su trabajo le proporciona una mayor seguridad, eliminándose y reduciéndose la probabilidad de accidentes o percances, como podría ser: enganches de la ropa con la maquinaria o accidentes provocados por llevar un uniforme que no permita una buena visibilidad o movilización.

  1. Permite la fácil identificación de los empleados

Por supuesto, un uniforme personalizado permite distinguir de  un modo fácil e instantáneo a los trabajadores de una empresa.

  1. Los empleados se sienten más seguros

Siguiendo con la importancia del punto anterior, el poder ser distinguidos de un simple vistazo por clientes, proveedores y compañeros, proporciona un plus de seguridad y eficiencia a los empleados de una empresa.

Al poder identificarles como trabajador de una organización, e incluso saber a qué categoría o departamento pertenecen, se evitan malentendidos y ayuda a que el trabajo y las relaciones entre personas funcionen con mayor fluidez y operatividad.

  1. Es un elemento de cohesión del equipo de trabajo

Llevar uniforme en el puesto de trabajo también tiene implicaciones psicológicas importantes para los empleados. Por ejemplo, favorecen la cohesión y el sentimiento de pertenencia a un mismo equipo o colectivo con objetivos comunes, lo cual repercute en una mayor identificación y fidelización del personal con la empresa para la que trabajan.

Po otro lado, la uniformidad laboral personalizada ayuda a que los trabajadores se identifiquen con sus valores y se cree un espíritu de grupo unido que, a su vez, favorece la generación de un buen clima laboral y un mejor rendimiento.

5.      Evita tener que determinar normas de vestimenta

El uniforme elimina totalmente la necesidad de que la empresa dictamine unas normas de vestimenta para los empleados como por ejemplo, no llevar ropa demasiado llamativa o poco decorosa, o bien elementos que puedan ser molestos o inseguros para las funciones diarias.  Y es que el hecho de que cada profesional pueda vestir como quiera puede traer conflictos o riesgos para la seguridad.

6.        Actúa como factor de distinción de la competencia y de consolidación de la marca

La ropa laboral personalizada funciona muy eficazmente como un elemento identificativo ante clientes potenciales y reales y proveedores, añadiendo un valor extra a tu empresa frente a tus competidores.

Por otro lado, en un mercado tan globalizado y competitivo como el actual, los uniformes personalizados sirven para consolidar tu marca al convertirse en un elemento publicitario adicional y gratuito que nos puede hacer ganar o fidelizar clientes. A donde sea que tus empleados vayan con tu uniforme, estarán posicionando tu marca también.

Otro punto de valor en relación al marketing y consolidación de tu marca es que está demostrado que consiguen impactar en el cliente visualmente, haciendo que nos recuerden y nos tengan en consideración en su decisión de compra. De hecho, los estudios en materia arrojan que si se trata de un antiguo cliente y su experiencia con nuestra empresa ha sido positiva, nos ayudará a dar un paso importantísimo para su fidelización.

Dicho de otro modo, los uniformes ayudan a que el público no se olvide de nosotros.

7.      Refuerza la imagen corporativa de la empresa 

Al personalizar un uniforme laboral estás ampliando las utilidades propias de la ropa laboral y añadiéndoles funciones relacionadas con el marketing y la imagen corporativa; sobre todo si complementas el vestuario con logos, colores, grafismo y hasta un eslogan.

Así, estarás integrando y cohesionando todas las imágenes, símbolos y gráficos de las empresas en el propio uniforme de los trabajadores, ayudando a crear una imagen de la empresa robusta, potente y coherente, capaz de ofrecer una imagen de seriedad y solvencia a los clientes.

8.        Permite adaptar los uniformes a las necesidades de la empresa

En muchas profesiones y sectores profesionales, los uniformes de trabajo son mucho más que simple ropa de trabajo. Esto porque muchas veces, en función del entorno y las características de algunas actividades, los empleados precisan prendas que respondan a necesidades concretas o sujetas a normativas específicas de seguridad laboral y prevención de riesgos.

Al personalizar un uniforme podemos dotarlo con la versatilidad suficiente de incorporar equipamientos que, por ley, sean acordes a la función que desempeñen dichos empleados y les proporcionen la protección necesaria.

Diferentes métodos para la personalización de los uniformes de trabajo

Hoy en día se puede personalizar casi cualquier tipo de prenda, desde delantales hasta gorras pasando por las típicas camisetas personalizadas.

Lo que hay que tener en cuenta es el tipo de personalización adecuado para cada tipo de prenda, color, diseño y tejido.

Aquí te explicamos los diferentes métodos disponibles en el sector hoy en día:

Bordados para uniformes

El bordado directo es uno de los más requeridos por todas las empresas, ya que es uno de los más duraderos.

Se realiza  cosiendo la propia prenda con el hilo hasta realizar la forma deseada, cumpliendo con una serie de requisitos necesarios para que el resultado sea de verdadera calidad.

Por ejemplo, no se deben bordar diseños muy pequeñosporque las puntadas de la aguja muy cercanas unas con otras dañarían el tejido. Pero, tampoco pueden bordarse diseños muy grandes porque corremos el riesgo de estropear la prenda. En conclusión, lo más recomendado son los bordados de unos 10 cm2 como máximo.

Parches simuladores de bordado

En el caso de querer bordar un diseño muy pequeño o que se trate de logos con mucha masa, como por ejemplo podrían ser los escudos que tienen muchos colores, puedes optar por los parches simuladores de bordado.

Se trata de  realizar un bordado en una tela externa que luego se une a la prenda. Esta técnica es muy útil y el único inconveniente que presenta es que suele utilizarse para grandes tiradas, habitualmente superiores a 100 unidades, no para pedidos pequeños.

Apliques de bordado

Además, existe otra alternativa en el caso de querer uniformes bordados con tu logoen el mismo color que la propia prenda; los apliques de bordado.

Este tipo de bordados no son muy conocidos, a pesar de los útiles y prácticos que son. El procedimiento es muy sencillo, solo hay que hacer el bordado sobre una entretela de otro color, por ejemplo, blanco, y posteriormente coserlo a la prenda principal.

Serigrafía

Este procedimiento es uno de los más utilizados y el más recomendado cuando la cantidad de prendas a personalizar es superior a 20 o 25 prendas, y también cuando el diseño que quiere se implementar un logo a una o dos tintas.

Además, su principal ventaja es que puede colocarse prácticamente en cualquier sitio, en el pecho, en mangas, en espalda, en perneras de pantalones, etc.

Transfer textil

Esta una de las opciones de personalización de ropa más utilizada gracias a sus bajos costos. Puede ser de dos maneras:

  • Transfer textil al corte

Representa la forma ideal de personalizar pequeñas cantidades de prendas, en especial si se trata de logotipos con colores muy vivos.

El único inconveniente es que  los diseños elaborados mediante esta técnica son muy simples y por lo tanto, no se recomienda para personalizar formas o textos muy pequeños.

  • Transfer textil de impresión digital

Por otra parte, contamos con el transfer textil de impresión digital. Este es un método que suele utilizarse también para pequeñas cantidades y su principal ventaja es que es el método más adecuado para estampados de fotografías o diseños de muchos colores.

¿Cuál es el mejor método?

La elección del mejor método para personalizar nuestros uniformes va a depender de la cantidad de prendas, del material de las mismas y del propio diseño que se quiera estampar o bordar. Por eso, lo primero es definir la complejidad del tema, y que incluso, cuando vayas a comprar la ropa de trabajo personalizada, hables con una empresa especialista en materia que te ayude a elegir el método más adecuado a tu diseño, para la prenda escogida y la cantidad de uniformes personalizados que desees adquirir.