Los diferentes tipos de empresas de transportes

Autor   

Los diferentes tipos de empresas de transportes

Existen multitud de tipologías de empresas de transportes y en este artículo vamos a descubrir cada uno de los tipos, así como las diferentes divisiones y categorías que se pueden encontrar en el mercado.

  • En función de dónde realizan los transportes

Una diferenciación entre las empresas de transportes es dónde se producen éstos, principalmente puede ser de las diferentes maneras:

  • Nacional: la empresa o transporte tan solo opera en un país concreto. Pero si ahondamos más en esta diferenciación se pueden establecer escalas más pequeñas como transporte regional o incluso local para algunas pequeñas empresas de transporte de mensajería.
  • Internacional: si la empresa de transporte en cuestión realiza rutas o transporta en más de un país se consideraría una empresa de transporte internacional.
  • En función de su servicio

En función del tipo de servicio que ofrecen las empresas de transporte se pueden hacer dos grandes diferenciaciones. Siendo dos las tipologías transporte de pasajeros y mercancías.

  • Transporte público o de pasajeros: con esta tipología no espacio a dudas, ya que todos sabemos en qué consiste el transporte de pasajeros. En vehículos que se encargan de transportar a personas a través de rutas establecidas o a los puntos que soliciten los pasajeros. Hay multitud de empresas de transporte público y vehículos que utilizan diferentes modos de transporte como aviones, trenes, autobuses o ferrys. Pero también dentro de esta tipología hay subtipologías con empresas especializadas como el transporte escolar, un tipo especializado en el transporte de niños con origen o destino la escuela.
  • Transporte de mercancías: este tipo de transporte consiste en transportar la mercancía desde un punto a otro, el origen y el destino. Y se puede realizar ese transporte de diferentes maneras como veremos a continuación. Dentro de esta tipología existen multitud de subtipologías en función de la propia carga. Por ejemplo, hay empresas de transporte de mercancías peligrosas, empresas de transporte de cargas de gran volumen…
  • Por el modo de transporte

Por supuesto, otra forma de diferenciación es el modo o medio de transporte, ya sea mar, aire o tierra.

  • Transporte aéreo: el canal que utiliza este tipo de transporte es el aire. “El transporte aéreo destaca por la rapidez, siendo la mejor opción para transportes de larga distancia”, indican desde Star Cargo, una sociedad privada, especializada en el transporte nacional e internacional. Puede parecer que el transporte aéreo es muy caro, pero esto no es así. Siempre se pueden consultar precios o pedir presupuesto a las empresas de transporte para descubrir si merece la pena optar por un modo u otro.
  • Transporte marítimo: en este caso el transporte se realiza por mar. En el caso del transporte marítimo de mercancías hay que señalar que es una de las opciones más baratas del mercado, aunque cuenta con varios inconvenientes, el más importante es el tiempo. Y es que el transporte marítimo suele ser el método más lento.
  • Transporte por carretera: este tipo de transporte es el más común de todos, y es que tiene muchas ventajas. Además, es la única opción en muchas distancias cortas, pero también hay que señalar que suele ser un método de transporte que se combina con otros. Por ejemplo, pongamos el caso de que una empresa opta por enviar su mercancía con transporte marítimo. Sin embargo, desde sus almacenes hasta el puerto de origen y desde el puerto de destino al sitio final tendrá que intervenir el transporte por carretera.
  • Transporte ferroviario: finalizamos la clasificación en función del modo de transporte hablando del ferroviario, una opción que se utiliza menos que las anteriores, pero es útil para medias-largas distancias. Por ejemplo, si queremos hacer un transporte entre Málaga y Barcelona por carretera se tardará más de 10 horas, mientras que por tren es mucho más rápido. Incluso si hablamos de transporte de pasajeros y se realiza en viaje con AVE el tiempo del recorrido varía entre 5 y 6 horas, dependiendo de si el tren es directo o hay que hacer trasbordo. Por ello este tipo de transporte es muy útil para las medias-largas distancias y también es más económico que el avión.

En definitiva, esperamos que esta aproximación al transporte, descubriendo su clasificación y tipologías os haya resultado útil o interesante. Por supuesto, podríamos haber hablado de cada una de las subcategorías o de todos los tipos de transporte de mercancías. Pero sería un artículo muy extenso con el que seguro habríais perdido la atención. Si queréis descubrir más sobre un modelo concreto siempre podéis hacer una rápida búsqueda en la red.