Vehículos de empresa como retribución

Autor   

Vehículos de empresa como retribución

Hace años las empresas utilizaban como retribución a sus empleados proporcionarles vehículos de empresa, que en muchas ocasiones también podían utilizar en su tiempo libre o privado. Esta era una técnica muy habitual de retribución no salarial que cayó fuertemente con la aparición de la crisis económica.

En el último año la flota de vehículos de empresa ha se ha mantenido respecto al año anterior, tal y como demuestran los datos aportados por el último informe elaborado por el Observatorio del Vehículo de Empresa (OVH) que podéis consultar aquí.

La estabilidad se afianzó en las flotas corporativas de renting en el año 2014, después de que en este año nueve de cada diez compañías optaran por conservar su número de vehículos. Aunque, también hay que señalar que el porcentaje de empresas que decidió aumentar el tamaño de su parque perdió dos puntos en relación con el año 2013 (4% en 2014 frente al 6% del año anterior).

La nota positiva en la flota de vehículos de empresa según el estudio del OVH se observa en las reducciones del mismo, que prácticamente caen a la mitad en comparación con el ejercicio precedente (del 15% al 8%).

También hay que destacar de este informe que en años anteriores eran más las empresas  que permitían a sus trabajadores hacer uso de los vehículos de su flota corporativa para su vida fuera del empleo, es decir, para uso propio. Actualmente, las empresas superiores a 100 empleados son las más permisivas ya que alrededor del 40% de ellas permite el uso para otros fines que no sean trabajo, frente a las pequeñas y medianas empresas (menores de 100 trabajadores) que tan sólo lo aceptan el 21% de ellas y el 74% ni se lo plantean.

Normalmente las empresas se encargan de la reparación  y supervisión de los mismos, aunque en algunas ocasiones las compañías que permiten el uso privado de los vehículos establecen que si ocurriese algún percance durante la utilización propia y no es respaldado por el seguro el trabajador tendrá que hacer frente a ello.

Reparación de coches

Si es tu caso y tienes un vehículo de empresa (o propio) y tienes que llevarlo al taller por una avería y/o accidente te recomiendo que vayas a Gresalba, empresa que nació en los años 50 en el distrito de Argüelles como taller mecánico de chapa y pintura en Madrid, así como de electricidad del automóvil.

Durante los primeros veinte años de andadura de Gresalba fue un taller especialista en vehículos de alta gama como Rolls Royce o Jaguar, aunque desde el año 1982 llevan reparando la carrocería para Volvo.

En el año 2005 se convirtieron en Taller Autorizado Volvo. Son, por tanto, taller oficial de Volvo en Madrid. Desde entonces, el objetivo de Gresalba es proporcionar a sus clientes un servicio excelente, anticipándose a sus necesidades y satisfaciendo todas sus expectativas.

En este taller mecánico de Volvo en Madrid sus clientes tienen acceso a los mejores profesionales especializados en el sector del automóvil y encontran la mejor oferta de servicios Volvo de toda la provincia.

shutterstock_193508120reducida