Marketing hotelero

Marketing hotelero

Que en verano es el momento en el que las cadenas hoteleras, y pequeñas empresas dedicadas al sector del alojamiento, deben apostar más presupuesto a la partida de la publicidad y el marketing es un hecho que en España ha sido obvio desde hace bastantes años. No obstante, de un tiempo a esta parte, la presencia de apartamentos turísticos en todas las ciudades y a precios muy familiares para muchos, hace que esa obviedad sea mucho más aplastante que antes.

Pisos turísticos con habitaciones a 11 euros publicitados en portales especializados por toda la red provocan que los establecimientos hoteleros tengan que ponerse las pilas mucho antes de lo esperado haciendo campañas de miles de euros para intentar llegar a todo el público objetivo con la idea de captar la atención de todos aquellos turistas susceptibles de necesitar una habitación cuyas características sean similares a las que ellos ofrecen.

Debido a ello, muchas agencias de publicidad y marketing han creado departamentos especializados cuya finalidad es crear campañas específicas, tanto a nivel online como a nivel tradicional, para buscar al turista y encaminarlo hacia la contratación de servicios y habitaciones en diferentes hoteles. No obstante, muy pocas agencias son las que realmente cuentan con expertos en el sector. En Hotel-up, marketing para hoteles, han confirmado nuestras sospechas asegurando que la mayoría de estas agencias se han “sumado al carro buscando clientes en un sector en el que no tienen experiencia suficiente como para llamarse especialistas”.

La triste realidad es que el 80% de esas agencias aplican las normas básicas generales de la publicidad y el marketing a las campañas hoteleras a pesar de que muchas de esas campañas no van a funcionar lo suficientemente bien. Lo ideal, de cara a conseguir verdadera rentabilidad en esas campañas, es contar con un especialista que haya analizado el sector, comprobado qué es lo que realmente funciona e incluso que haya realizado una pequeña auditoría antes de abordar cualquier tipo de idea, ya sea para poner en marcha una campaña de marketing hotelero online o en cualquier medio tradicional.

Hoteles con bagaje

Actualmente, y dejando a un lado las grandes cadenas hoteleras tipo Sol Meliá y similares, hay muy pocos hoteles que sigan vivos y que tengan un amplio bagaje. Según los expertos, los hoteles tienen una vida media de 30 a 40 años y luego, bien por un cambio en la moda turística o bien por traspaso, acaban desapareciendo. Esta tendencia ahora es además más acuciante, sobre todo a raíz de la proliferación de los ya citados pisos turísticos, y eso provoca que cientos de establecimientos hoteleros cierren cada años sus puertas al tiempo que las casas rurales o los pisos turísticos siguen aumentando, al menos hasta que las tendencias cambien de dirección. Pero aún quedan algunos hoteles con mucho nombre que siguen en pie tras años de crisis y experiencias, uno de los más afamados hoy en día es el hotel del Prat, abierto 20 días antes del inicio de la guerra civil y que hoy sigue en pie ofreciendo sus servicios a cientos de clientes.

Fue en la Navidad de 1934 cuando el pueblo de Lucena del Cid, en el interior de Castellón, decidió levantar un magnífico hotel con el dinero del gordo de la lotería de Navidad. Su mala suerte fue inaugurarlo el 28 de junio de 1936, 20 días antes de que la guerra civil estallara en toda España, pero eso no obligó a sus responsables a cerrar sus puertas.

Ochenta y dos son los años que lleva abierto y sigue imponente recibiendo a sus huéspedes entre pinos centenarios. Las instalaciones conservan desde sus inicios un par de mesas de juego, parte del suelo hidráulico original y unas lámparas diseñadas por un artesano local, que pueden verse en la entrada y en el comedor del hotel, donde los fines de semana acuden también vecinos del pueblo, que tiene en la actualidad 1.300 habitantes, a degustar su cocina.