Welcome – the world’s best business news channel.

Softwares y programas de gestión: elementos de confianza para las pymes

Hay emprendedores que dicen que tener una empresa es como tener un hijo… y desde aquí entendemos perfectamente a lo que se refieren con tal afirmación. Al menos, en lo que a tiempos se refiere, porque una empresa exige estar pendientes de ella durante casi las veinticuatro horas del día, cerciorarnos de que no le ocurra nada malo y velar por su seguridad y su desarrollo, como han de hacer un buen padre y una buena madre con sus hijos e hijas. Ni que decir tiene que eso va a ser imprescindible para asegurar que esa entidad cumpla con sus propósitos.

Como es lógico, muchas veces es imposible conseguir esos propósitos si no se cuenta con la ayuda necesaria. En el caso de los más pequeños, hacen falta profesores y profesoras, personas preparadas para asegurar el crecimiento cognitivo de los y las peques. En el de las empresas, lo que es estrictamente necesario es que haya programas de gestión y personas que contribuyan a su rentabilidad, objetivo último que se persigue con la creación de una entidad de estas características. Sin esos programas, las posibilidades de éxito se reducen de una manera considerable.

Especialmente importante es este tema si hablamos de una pequeña o mediana empresa. Este tipo de entidades necesita de una mayor ayuda que las grandes empresas porque no puede valerse por sí misma en una cantidad más grande de situaciones. Disponer de un programa de gestión que sea capaz de proporcionar soluciones a cuestiones ligadas a la situación laboral o fiscal de la empresa pequeña o mediana es básico al, quizá, no disponer de una persona especializada en ese tipo de temas. Ni que decir tiene que esa puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso en materia empresarial.

Creemos firmemente que las pymes están apostando por eso sin dudar. Eso es lo que está haciendo que existan noticias como la que os enlazamos a continuación: España había recuperado, en el mes de mayo del año pasado, el número de pymes previo a la pandemia. Aunque es verdad que las pymes no estaban creciendo tanto como lo estaban haciendo las grandes entidades, lo cierto es que es una noticia extraordinaria que las pymes estén aflorando de nuevo. Hay que recordar que estas empresas proporcionan un porcentaje muy alto de los puestos de trabajo que existen dentro de una economía.

Uno de los grandes problemas que existen entre las empresas pequeñas o medianas es la liquidez. Según El Economista, el 26% de las pymes españolas tenía problemas de liquidez tras el coronavirus. La principal causa de esto tiene que ver más con la existencia de clientes morosos que con la organización de la empresa. La verdad es que esta falta de liquidez hace sobre todo que afloren problemas a corto plazo, que son los que más suelen agobiar a las personas que se encuentran al mando de empresas como de las que estamos hablando. La morosidad es un problema que no podemos resolver por nosotros mismos y que, aunque sería mejor que no existiera, sigue estando ahí.

Que nuestro país haya vuelto a ser un espacio idóneo para las pymes después de la situación acontecida tras la llegada del coronavirus es algo que se debe agradecer, en parte, a la presencia de nuevas tecnologías que han permitido el desarrollo de softwares y programas de gestión, además de a profesionales dedicados a la asesoría laboral, contable o legal. En Solfico nos dicen que ha crecido la confianza que las empresas, especialmente las pymes, ponen en aspectos como los que hemos comentado y que, desde luego, son imprescindibles para el correcto funcionamiento del negocio.

Un margen de mejora considerable

Antes de que llegara el coronavirus, la situación económica en España era bastante buena. No habíamos parado de crecer desde la salida de la crisis anterior. Los años 2015 y 2016 marcaron el cambio de tendencia y, para 2019, habíamos alcanzado una situación bastante buena, incluso envidiable en muchos puntos de Europa. La situación actual se parece a esa y somos muy optimistas de cara a los próximos años a pesar de todos los problemas surgidos durante el año pasado, marcados especialmente por la crisis de Ucrania.

Creemos que el futuro tiene reservado para las pymes buenas noticias, sobre todo si estas entidades son capaces de confiar en algunos de los aspectos ligados a la gestión interna a los que hemos hecho referencia. Es cierto que las empresas no pueden esperar a que el contexto les sonría y que tienen que construir todo lo necesario para que su negocio sea lo más rentable posible. En eso están muchas de ellas… y desde aquí nos alegramos por ello, porque eso significará que existen muchas más opciones para que su futuro sea de lo más halagüeño.

 

Comparte este artículo:

Más populares
Scroll al inicio

Lo que necesita saber

en su buzón cada mañana