Cómo hacerse hueco en la industria del cine

Autor   

Cómo hacerse hueco en la industria del cine

Riccioto Canudo, escritor y crítico cinematográfico, fue el primer personaje en catalogar al cine como “el séptimo arte”. Lo hizo hace ya más de un siglo, en 1911, y desde entonces somos muchos los que hemos utilizado la expresión para referirnos a esta industria.

El cine, desde mi punto de vista, es un modo de entender la vida. Es ese arte de contar una historia no solo con palabras, sino también con miradas, con gestos, con música. El guión no es lo único importante porque elementos como la ambientación, la calidad de los actores, la iluminación o el maquillaje son tremendamente importantes para conseguir una producción de calidad que tenga opciones de introducirse en el mercado cinematográfico nacional.

Desde bien pequeño me ha encantado esto del cine. Antes de cumplir 18 años pasaba horas y horas encerrado en mi habitación viendo más y más películas de diferentes directores y estilos. Nunca he discriminado nada, y creo que esa ha sido una gran ventaja a la hora de convertirme en un experto en la industria del cine.

Después de cumplir los 18 y gracias un taller de cine que fundamos en la Universidad entre varios compañeros de clase, comencé a dedicarme al cine de otra manera. Ahora, éramos nosotros quienes producíamos nuestros propios cortos y películas. La experiencia resultó ser muy buena aunque, para qué engañarnos, los materiales de los que disponíamos para realizar nuestras producciones eran más bien escasos.

Cuando cerramos nuestro periplo universitario, yo estaba convencido de que podíamos continuar haciendo cine. A mucha gente le habían gustado nuestras producciones y eso siempre animaba a seguir a muchos de los miembros del taller y también a mí. Decidimos entonces fundar una pequeña empresa, una compañía dedicada a la producción de películas de cine. Podríamos hacer lo que más nos gustaba y, de paso, empezar a ganar dinero.

Sin embargo, sabíamos que si queríamos llevar a cabo un proyecto como éste necesitaríamos disponer de un material profesional, mucho más avanzado y completo del que habíamos manejado en la Universidad. Por eso, una de las primeras cuestiones a las que nos dedicamos fue a la búsqueda de un buen equipo de iluminación, algo tremendamente importante para la industria en la que nos pensábamos desenvolver. Buscamos información y fue entonces cuando conocimos a nuestro mejor aliado: www.ilucine.com.

Una experiencia fascinante

Contactamos con dicha empresa porque nos ofrecía la posibilidad de alquilar equipos de iluminación y platós de cine para que realizáramos nuestras producciones. Queríamos algo de calidad y que no supusiera un gran desembolso económico para la compañía porque, aunque ya teníamos varios patrocinadores, no podríamos hacernos cargo de un pago demasiado suculento.

Para nuestra gran fortuna, en www.ilucine.com nos proporcionaban un equipo de calidad y a un precio que, desde luego, podíamos asumir con creces. La ilusión por comenzar a trabajar creció y pronto comenzamos a crear nuestra primera producción. En cuanto empezamos a grabar, constatamos que, efectivamente, la iluminación que nos proporcionaban los nuevos equipos era excelente. Todos los que participábamos estábamos de acuerdo en que suponía una gran diferencia respecto a los materiales con los que habíamos tenido contacto en la Universidad y, por ende, logramos realizar un mejor trabajo.

Poco a poco hemos ido trabajando y hemos conseguido cierto reconocimiento. Nuestra compañía trabaja de manera eficiente y organizada y son varios los cortometrajes que ha creado. Como se desprende en este enlace del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el número de estos cortometrajes supera los 200 en España desde hace algunos años. Nosotros podemos decir, con orgullo, que hemos filmado varios de ellos y que gracias a ello podemos vivir en la actualidad de lo que más nos gusta. El material proporcionado por www.ilucine.com fue clave para hacernos un hueco en el negocio.