Negocio modernizado, sinonimo de productos de calidad

Autor   

Negocio modernizado, sinonimo de productos de calidad

Modernizar nuestro negocio y equiparlo con las últimas novedades del mercado es una condición indispensable para mantener su salud y su prosperidad. Hacerlo también implica desarrollar nuestro trabajo con mejores índices de calidad y, por tanto, la posibilidad de captar clientes es mucho mayor. Además, la imagen de una empresa depende en buena medida del grado de modernización en el que se encuentre, por lo que la cuestión se reduce a un renovarse o morir.

Ni que decir tiene que, si nuestro negocio guarda una estrecha relación con el mundo de la informática, tener los últimos equipos, aplicaciones y las mejores redes es totalmente necesario. No contar con estos elementos sería sinónimo de no trabajar con profesionalidad, así que tenerlos pasa a ser algo más que recomendable: es absolutamente obligatorio.

En mi familia hemos tenido un especial gusto por la fotografía desde hace varias generaciones. El negocio familiar, una tienda especializada en todo lo que guarda relación con la fotografía, fue abierto por mi abuelo hace tres cuartos de siglo y desde entonces trabajamos duro para ganarnos la vida haciendo lo que más nos gusta, algo por lo que todos nosotros nos sentimos privilegiados.

Hace apenas un año mi padre decidió jubilarse. Había estado un montón de años a cargo de la tienda y, como ya empezaba a encontrarse mayor, decidió cederme el testigo y que fuera yo el nuevo regente del negocio. La verdad es que, tanto en aquel momento como ahora, la transición era necesaria. Los ordenadores, las impresoras y el negocio en general se encontraban anticuados y necesitaban savia nueva para afrontar la llegada de las más modernas tecnologías.

Había que dar este paso con mucho cuidado. Cuando se trata de elementos relacionados con la informática es conveniente tratar con alguien de confianza, porque por lo general este tipo de material no es barato y para cualquier problema o contratiempo siempre podremos confiar en ellos. Encontrar a alguien que me surtiera de ese material y fuera responsable se convirtió en mi primera gran misión al frente del negocio.

Lo pensé todo muy pausadamente. Quería lo mejor para el negocio, y algunas de las empresas a las que podría comprarles el material no me otorgaban demasiada confianza. En otras, adquirir esos productos supondría la ruina total para mi tienda a causa de los elevados precios a los que los vendían. Era difícil. Muy difícil. Pero mi esfuerzo se vería recompensado muy pronto.

Ocurrió en cuanto pude descubrir Iniciatec, una empresa dedicada a suministrar todo tipo de material informático o de software, así como impresoras o la instalación de redes. En esta entidad encontraba todo lo que necesitaba para rejuvenecer mi negocio y, para mi gran fortuna, lo encontraba a un precio mucho más que razonable y gracias al cual no tendría que hipotecar la tienda. Sin duda, esta era una oportunidad de oro para conseguir ese objetivo por el que suspiraba.

Una tienda completamente nueva

Decidí comprar todo aquello que mi negocio necesitaba. Los mismos trabajadores de Iniciatec vinieron a instalarlo todo y a verificar que funcionara a la perfección. Cuando se hubieron cerciorado de que todo era así, era mi turno. Llegaba la hora del relevo que tanto tiempo había deseado ver en mi tienda y llegaba la hora de trabajar con los últimos avances de la tecnología.

En cuanto comencé a hacerlo me di cuenta del sustancial cambio que implicaba todo ello para la calidad de nuestros trabajos. Los ordenadores estaban perfectamente preparados para soportar programas de edición de fotografías y de vídeo (algo que también incluímos en nuestra variada oferta), las impresoras nos permitían obtener una impresión de fotos de primer nivel y dejaron de existir problemas de conexión a Internet, algo que nos había ocurrido en ocasiones anteriores.

Los clientes han notado esta mejoría en nuestro trabajo y están confiando en nosotros para el desarrollo de un buen puñado de trabajos. Esto se traduce en dinero y el dinero lo hace en futuro para el negocio y para nuestra vida.