Welcome – the world’s best business news channel.

Cómo almacenar el vino en tu restaurante

El vino es una de las bebidas alcohólicas más consumidas. Y por ello es imprescindible que un buen restaurante cuente con una amplia carta de vinos. Sin embargo, el vino se debe almacenar correctamente para que se pueda disfrutar en la mesa en las mejores condiciones posibles, en cuanto a sabor, temperatura y calidad. Por ello, en este artículo vamos a explicar cómo almacenar el vino en tu restaurante a través de algunas recomendaciones que debes tener en cuenta.

  1. Temperatura adecuada

La temperatura es uno de los factores más importantes para el almacenamiento del vino. Idealmente, la temperatura de almacenamiento debe mantenerse entre 5 y 17 grados, tal y como explican los expertos en muchos estudios como este elaborado por la Estación de Viticultura y Enología de Navarra.

Respecto a la temperatura, es importante evitar fluctuaciones extremas de temperatura, ya que esto puede dañar el vino. Y sobre todo evitar temperaturas altas porque el almacenamiento acelerará el proceso de envejecimiento, mientras que temperaturas demasiado bajas pueden congelar el vino y romper la botella.

  1. Presta atención a la humedad

La humedad relativa también juega un papel importante en el almacenamiento adecuado del vino. Un nivel de humedad entre el 50% y el 80% es óptimo para mantener los corchos húmedos y evitar la oxidación prematura del vino. Un ambiente excesivamente seco puede hacer que los corchos se encojan, permitiendo que el aire entre en la botella y arruinando el vino.

La mejor manera de controlar la humedad y la temperatura es con sistemas de climatización. “Se pueden convertir diferentes espacios en auténticas bodegas climatizadas a medida. Tienen un diseño integrado y un control total de la temperatura y humedad. Por lo que son el lugar ideal para conservar vinos”, explican desde ViCave, empresa especializada en bodegas climatizadas.

Si no es posible contar con una bodega especializada, busca un lugar fresco, oscuro y sin fluctuaciones extremas de temperatura, como un armario o una habitación con esas características.

  1. Evita la luz

La luz solar directa y la iluminación artificial intensa pueden ser perjudiciales para el vino, ya que los rayos ultravioleta pueden degradar los compuestos orgánicos del vino y provocar alteraciones tanto en el sabor como en el aroma. De esta forma, es fundamental almacenar las botellas en un lugar oscuro o utilizar vidrio tintado o cajas opacas para protegerlas de la luz.

  1. Almacena el vino en un lugar tranquilo

Las vibraciones excesivas también pueden afectar negativamente el vino y acelerar su proceso de envejecimiento. Por lo que debes evitar almacenar las botellas cerca de áreas con mucho tráfico o equipos ruidosos. Además, ten cuidado al mover las botellas y evita agitarlas innecesariamente.

  1. Almacena las botellas horizontalmente

Las botellas de vino deben almacenarse preferiblemente en posición horizontal. Porque esta posición mantiene el corcho en contacto con el líquido, evitando que se seque y permitiendo un sellado hermético. Sin embargo, algunas botellas con tapones alternativos, como las de rosca o las de vidrio selladas con cera, pueden almacenarse en posición vertical sin problemas.

  1. Rota las botellas regularmente

Una cuestión importante que debes realizar en la bodega de tu restaurante es la rotación de las botellas. Esto te permitirá asegurar que los vinos más antiguos se consuman antes que los más nuevos. Esto te ayudará a evitar que los vinos se vuelvan obsoletos o se deterioren con el paso del tiempo.

  1. Mantén un registro y etiquetado

Mantén un registro detallado de todos los vinos que tienes en stock. Etiqueta las botellas con información relevante, como la marca, la variedad de uva, la región de origen, el año de cosecha y cualquier otra información útil. Esto facilitará la búsqueda y el seguimiento de las botellas, así como la gestión adecuada de la rotación y el trabajo de los camareros.

  1. Organiza y clasifica las botellas en la bodega

Mantén un sistema de organización claro y coherente para tus botellas de vino. Clasifica las botellas por tipo, región, variedad o cualquier criterio que sea relevante para tu carta de vinos. Esto facilitará la búsqueda y selección de los vinos, ahorrando tiempo y evitando confusiones.

  1. Asegura la zona

Y por último, asegúrate de que tu área de almacenamiento de vinos esté segura y protegida. Considera instalar sistemas de seguridad, como cámaras o sistemas de alarma, para prevenir robos o daños accidentales.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a almacenar el vino en tu restaurante y permitirán que las botellas se puedan disfrutar en mesa.

Comparte este artículo:

Más populares
Scroll al inicio

Lo que necesita saber

en su buzón cada mañana