El negocio del radio control

Autor   

El negocio del radio control

En ocasiones desconocemos aspectos de la vida de los negocios que son muy llamativos. Os voy a poner un ejemplo. Un día dando un paseo vemos que en el parque hay un grupo de personas de entre 20 y 50 años que se dedican a ‘jugar’ con los coches teledirigidos. Pues bien, seguro que lo primero que piensas es que son unos frikis que no tienen otra cosa que hacer que estar dando vueltas a un circuito. Pues bien, lejos de la realidad, el mundo del radio control es un sector que mueve mucho dinero en España y que cuenta con empresas que son muy profesionales.

Y si nos vamos fuera de nuestras fronteras encontramos auténticos gigantes. Por ejemplo, el grupo chino Rastar compró hasta un 56 por ciento del RC Espanyol, en un momento en el que las compañías del país asiático están invirtiendo en clubes europeos. Dedicada principalmente al negocio de las materias primas, miniaturas de coches y radiocontrol, la firma dijo que pagó 78 euros por acción del club catalán por una participación de entre el 45,1 y el 56 por ciento, en un acuerdo valorado en entre 14,3 millones y 17,8 millones de euros.

La gran pregunta es cómo se mueve este sector.

Y es que existen coches de radio control que son una auténtica joya. Y no solo por el precio, que también. Como nos indican en Model Tronic algunos coches pueden llegar a costar casi 700 euros. El ejemplo lo tenemos en el modelo Brushless 4X4 Desert Buggy ZD RACING GIGANTE DBX-07 escala 1:7 80Km/h DBX-7 NEGRO DBX07. Con Bateria LIPO 6S 2X 11.1V 5000mAh 35C. Emisora de 4 canales en 2.4Ghz de largo alcance sin interferencias. Estaríamos hablando del Ferrari de los usuarios. Y no solo este coche, luego hay otros accesorios que también te demuestran la gran cantidad de dinero que se mueve en este sector.

No son los únicos modelos. En su web tienes excavadores, lanchas, tanques y es que hay todo un mundo alrededor de este circo, con todos los respetos. Sin ir más lejos en Valladolid existe un club que se llama Navegando por Valladolid y la verdad es que es una gozada. En este caso, como es lógico el circuito se hace en un estanque. los participantes podían competir en la modalidad de mini-ECO, con sus lanchas de 40 centímetros de eslora dando vueltas a un circuito delimitado por corchos flotantes, o exhibir verdaderas obras de arte a escala, como una maqueta de un metro y medio del afamado ‘Titanic’. Los modelos participantes en este segundo encuentro son todos «respetuosos con el medio ambiente», ya que funcionaban con motores eléctricos, vapor vivo o impulsados por velas.

Puedes echar un vistazo en Internet y vas a ver que existen muchas empresas que se dedica a la venta, reparación y mantenimiento de coches de RC. Aunque es cierto que hay menos usuarios que hace años, lo que está claro es que los clientes son muy fieles. Los que antes tenían 10 años y comenzaron en esto, ahora tienen 40 y ya con trabajo fijo y una vida estable, se dedican a comprar coches y accesorios. Ahora lo que tenemos que hacer es buscar cantera para que puedan ser el futuro de este negocio.

Los drones

También es verdad que ahora, como pasa en todas las cosas, ha aparecido una nueva vía: los drones. Los drones que ahora podemos comprar en una tienda son en realidad la evolución de una tecnología y un mundo que ha existido durante muchos años, el radiocontrol. Lo que pasa es que antes había que tener una gran capacidad para controlar estos dispositivos y para mantenerlos en el aire. Ahora, además, toda una serie de tecnologías integradas que permiten controlar cámaras y otros aparatos, se hace de una manera simple y fácil. Por eso, muchos aficiones a los coches radio control, ahora se han pasado a los drones. Es una forma diferente.

Estamos viviendo un momento apasionante. Existe una especie de tormenta perfecta, en la que se está gestando una nueva legislación, hay un gran desarrollo técnico, hay mucha gente con ideas y proyectos nuevos. Todos los secretos de esta disciplina se pueden encontrar en los pilotos que llevan mucho tiempo. Por eso, la próxima vez que veas a un grupo de frikis dando vueltas a un circuito con su coche teledirigido, acércate, y pregunta, seguro que están deseando contarte cosas de este maravilloso mundo. ¿te animas?