Energías renovables, el sector del futuro

Autor   

Energías renovables, el sector del futuro

Las energías renovables obtienen la energía a través de fuentes naturales inagotables como la luz solar, la fuerza del agua o el viento. Dentro de las energías renovables se encuentran la eólica, geotérmica, hidroeléctrica, solar, mareomotriz, undimotriz, la biomasa o los biocarburantes.

Muchas empresas se han dado cuenta de que las energías renovables son el futuro y también el presente del sector. Tanto es así que según el último informe de la Red Eléctrica de España establece que las energías limpias o renovables aportaron el pasado año el 37,1% de la producción eléctrica en nuestro país. También desde hace varios años los diferentes reportes de la Situación Mundial de las Energías Renovables sitúan a España como uno de los 20 países donde más se producen energía a través de fuentes limpias.

Una de estas empresas que ha tenido en cuenta la importancia de las energías renovables es esta empresa de seguridad vial, ya que es una de sus competencias y actividades. Industrias Duero constituye un sólido grupo empresarial español fundado en 1952 fabricante de estructuras metálicas. El grupo es propietario de más de 250.000 m2 de terreno industrial, con cerca de 50.000 m2 cubiertos para la producción. Además, son una empresa de seguridad vial reconocida a nivel internacional.

En el sector de las energías renovables Industrias Duero se ha especializado en la fabricación de estructuras para el sector de la Energía solar. Hace 20 años esta empresa comenzó a fabricar elementos de sustentación para pequeñas placas solares que abastecían instalaciones de señalización de carreteras que trabajaban en isla. Desde entonces han crecido mucho en este sector, trabajando siempre con productos propios que desarrollan, calculan,  fabrican, instalan y montan.

Como ya os hemos dicho, existen diferentes energías renovables, aunque las más conocidas sean la solar o la eólica. Por ello, os hablaremos un poco de cada una de ellas.

Diferentes energías renovables

  • Eólica: es la energía que se obtiene a partir del viento, gracias a la energía cinética que se genera por el efecto de las corrientes de aire, y que posteriormente se convierte en otras formas útiles de energía que se utilizan en las actividades humanas.
  • Solar: la energía solar se obtiene gracias a la radiación electromagnética procedente del Sol. Actualmente tanto el calor como la luz del Sol pueden aprovecharse por medio de diversos captadores, ya sean células fotovoltaicas, helióstatos o colectores térmicos y se puede transformar tanto en energía eléctrica o térmica.
  • Mareomotriz: este tipo de energía se consigue con las mareas y se transforma en eléctrica con transformadores.
  • Hidroeléctrica: la energía hidroeléctrica, también denominada hídrica o hidroenergía consiste en aprovechar las energías cinética y potencial de la corriente del agua, saltos de agua o mareas. La utilización más significativa de este tipo de energía renovable la constituyen las centrales hidroeléctricas de presas.
  • Geotérmica: la energía geotérmica se consigue con el aprovechamiento del calor interno de la Tierra. En determinadas zonas de la tierra el agua subterránea puede alcanzar temperaturas por encima de los 100 grados por el calor interno de nuestro planeta y acciona turbinas eléctricas.
  • Undimotriz: este tipo de energía también llamada olamotriz, consigue electricidad a partir de la energía mecánica que es generada por el movimiento de las olas.
  • Biomasa: se puede obtener energía útil con la biomasa, que es la materia acumulada en un individuo, un nivel trófico, una población o un ecosistema. La energía a través de la biomasa puede extraerse en varios sistemas, por combustión directa de biomasa que puede ser madera o excrementos animales, entre otros. También se puede conseguir energía útil de la quema de combustibles obtenidos de la biomasa mediante transformaciones físicas o químicas, como sería por ejemplo el gas metano de los residuos orgánicos.
  • Biocarburantes: los biocarburantes o el biocombustible son una mezcla de sustancias orgánicas que se utilizan como combustible en los motores. Los biocarburantes más usados y conocidos son el bioetanol y el biodiesel. El bioetanol se consigue a través de la fermentación alcohólica de azúcares de diversas plantas como pueden ser la caña de azúcar, la remolacha o diferentes cereales. Mientras que el biodiesel se obtiene de aceites vegetales.