Imagen corporativa, limpieza y pulcritud

Autor   

Imagen corporativa, limpieza y pulcritud

DSC04940

La limpieza de tu empresa, ya sea una oficina, una fábrica, un establecimiento comercial o cualquier otra variedad de espacio físico, es tan importante como el trabajo que realizáis, el servicio que ofrecéis o los productos que vendéis porque forma parte de la imagen que proyectas en tus clientes potenciales, lo quieras o no. Por eso es importante poder confiar en una buena empresa de servicios de limpieza. Yo os recomiendo a unos grandes profesionales de la limpieza de oficinas en Fuenlabrada que entre sus servicios tienes también la posibilidad de contratarles la limpieza de cristales.

Estoy hablando de Limpiezas Velasco, empresa líder en el sector de la limpieza en Fuenlabrada que cuenta con una gran experiencia y que conmigo han sido impecables.

Como ya sabéis todos los lectores asiduos a este blog, desde aquí lo que pretendemos es daros los mejores consejos, informaros de las últimas novedades y recomendaros los mejores servicios a nivel nacional en lo que a empresas se refiere y por eso pretendemos que entendáis la importancia de dichos servicios. De lo contrario, sería ridículo hablar de ellos.

En este caso lo que nos compete es la imagen pero ¿qué es la imagen corporativa de una empresa? Pues no es otra cosa más que el modo en el que se percibe esa empresa, el problema es que, a no ser que la tengas muy estudiada, es muy fácil querer proyectar algo y que los consumidores perciban otra cosa y por eso se habla de percepción en todo momento. De hecho, incluso algunos pueden percibir la empresa de una manera y otros hacerlo de otra porque puede que hagan cado a opiniones de amigos y familiares que, para unos son positivas, y para otros no lo son tanto.

Normalmente esa imagen es creada por expertos en relaciones públicas pero otras veces directamente no es creada por nadie sino que se crea poco a poco conforme la empresa funciona y el público la percibe de una u otra manera. Lo que hay que tener en cuenta es que la imagen corporativa se diseña para ser atractiva al público, de modo que la compañía pueda provocar  un interés entre los consumidores, cree hueco en su mente, genere riqueza de marca y facilite así las ventas del producto o servicio.

Sin embargo, como ya hemos dicho, hay factores que no podemos controlar como pueden ser los medios de comunicación los sindicatos, las organizaciones medioambientales y otras ONG. A todas ellas hay que tenerlas contentas porque si no hablan de nosotros, aunque no es positivo, tampoco es negativo porque no nos hacen daño, pero si se ponen a hablar de nuestra empresa y lo hacen de manera negativa pueden destrozar nuestra imagen corporativa por mucho que nosotros la hayamos cuidado antes. Así que si hablan, que hablen bien, y si no hablan pues nos quedaremos como estamos.

Una buena imagen corporativa total se puede considerar como la suma de todas las imágenes asociadas a las posiciones individuales del producto de la compañía así que no se puede descuidar absolutamente nada. Debemos tener en cuenta desde la limpieza, hasta el logotipo, la amabilidad de nuestros empleados, el producto o servicio en sí, y los factores externos que puedan verse involucrados como los anteriormente citados.