Los planes navideños de Barcelona

Autor   

Los planes navideños de Barcelona

En invierno, y mucho más en el periodo navideño, las ciudades ofrecen otra cara. Mutan, se convierten en otras distintas sin perder su identidad. En el imaginario colectivo todos tenemos en mente la navidad neoyorquina que tanto nos ha vendido el cine o la televisión, sin embargo, otras ciudades como Barcelona, Madrid o París ofrecen un itinerario perfecto para estos días. Además, una visita a estas ciudades puede convertirse en un regalazo para estas fechas. Un detalle inolvidable, como pasar unas mini vacaciones en este hotel de lujo en Barcelona que me encanta o uno nuevo en Londres, por ejemplo, que se convertirá instantáneamente en un deleite para el regalado. Tanto si nos ha tocado el Gordo de la Lotería de Navidad (o algún premio más pequeño) como si no, la opción de disfrutar de unos días de descanso nos parecerá idónea para, por ejemplo, los días que comprenden el 25 y el 31, entre fiestas de celebrar.

Lo importante es viajar con ganas de disfrutar de la Navidad, sea cual sea el destino. En esta época del año, las ciudades aumentan su oferta cultural e incluso cada una tiene sus clásicos de este periodo. Como curiosidad, os confieso que nunca he olvidado la feria de Navidad de Edimburgo, en la que se respira un aire completamente distinto a todo lo que había experimentado antes, como amante incondicional de estas fechas. En Barcelona, por ejemplo, también se ofertan actividades por la Navidad. El cambio de alcaldía del año pasado a este ha supuesto una activación de las actividades en los barrios, aunque la capital catalana no abandona sus actos centrales, como no podía ser de otra manera. De esta forma, en la Plaza Catalunya se podrá visitar el denominado El bosc dels desitjos, formado por árboles con escaleras de madera de los que se podrán colgar deseos. A este curioso bosque le acompañarán la tradicional pista de hielo, Bargelona, y un nuevo espectáculo de luz, agua y sonido en las fuentes Bessones que se llamará La Font del Solstici y servirá para rendir celebración al Solsticio de Invierno.

¿Y qué iba a ser de una ciudad en Navidad si no acudiesen los Reyes Magos? En Barcelona, evidentemente, también harán su parada tradicional los emisarios y los carteros, del 2 al 4 de enero, y los propios Reyes Magos en la cabalgata tradicional del día 5. La diferencia es que este año los pajes se encargarán de que los juguetes y regalos que pidan no sean sexistas o excesivamente bélicos y, además, también de recoger las cartas de los niños que vivan en los barrios y no en el núcleo central de Barcelona. Por otra parte, la iluminación navideña que lleva encendida desde el 27 de noviembre lo estará hasta el próximo día 6 de enero; más de 260 horas con las que Barcelona se teñirá aun más de invierno y celebración navideña. En las mismas fechas se encontrará disponible, y como una atracción navideña más, el belén de Navidad de la Plaza Sant Jaume, que combina imágenes tradicionales del nacimiento con algunas ilustraciones de cuentos populares. Un buen complemento a su visita podría ser la exposición de pesebres que acoge la Sala Ciutat del Ayuntamiento de la ciudad, con un conjunto de nacimientos procedentes de América Latina.

Sin duda, la oferta de Navidad de Barcelona es una de las más potentes de nuestro país. Un parque de atracciones navideño que se podrá aderezar con el tradicional concierto de villancicos en la preciosa Plaça del Rei, que asume ya su cuarta edición este curso. Para cualquier que tenga la posibilidad de viajar en estos días de descanso, si no se trabaja, la Ciudad Condal se constituye como una gran alternativa de ocio y celebración de los últimos días del año que ya expira. Y, si tenemos la suerte de que alguien nos regale una estancia en un hotel de 5 estrellas en el centro del Barri Gotic de Barcelona, que enamoró a Woody Allen en su visita cinematográfica y que enamora cada año a miles de turistas, posiblemente la candidatura de la ciudad se convierta automáticamente en la mejor. Pórtate bien y deja ver a tus seres queridos tu deseo… Igual es verdad que en navidad se cumplen.

Deja una respuesta