Welcome – the world’s best business news channel.

Sucesión de empresas: ¿Qué hay que tener en cuenta?

El número de empresarios que quieren jubilarse pronto es grande. Sin embargo, muchos hijos e hijas prefieren su propio camino y no se ven automáticamente obligados a continuar con el negocio familiar. Por otro lado, la escasez de trabajadores calificados es grande. Como resultado, el personal bien calificado encuentra relaciones laborales atractivas y las prefiere al autoempleo.

Lo que deben preparar para el largo plazo

Sin embargo, cada año muchas start-ups buscan una empresa que se haga cargo. Para garantizar que la entrega se desarrolle sin problemas, deben conciliarse los intereses del propietario, el sucesor, la empresa y la familia. El empresario debe tomar las precauciones adecuadas mucho antes de la entrega planificada. Algunas preguntas son muy importantes en este contexto:

  • ¿Es una oferta orientada al futuro?
  • ¿La organización de la empresa necesita mejoras?
  • ¿Son necesarias las inversiones?
  • ¿La empresa trabaja con los socios financieros y proveedores adecuados?

Cuanto antes el empresario comience a preparar la empresa para la sucesión, mejor. Un marco de tiempo de cinco a diez años es apropiado. De esta manera, la empresa, el jefe saliente y el sucesor pueden adaptarse a la nueva situación. Para eventos imprevistos, como una enfermedad repentina o un accidente, un plan de contingencia es a menudo el último recurso para la empresa. A través de la planificación a largo plazo, el empresario puede evitar un abandono del negocio.

Solución de problemas para emergencias

El plan de emergencia debe ser más un kit de emergencia que contenga todos los documentos necesarios para la continuación de la empresa en una emergencia. Estos incluyen:

  • Plan de sustitución.
  • Poderes.
  • Testamento.
  • Datos de acceso a cuentas bancarias.
  • Contraseñas.

Este caso de emergencia está en buenas manos con un abogado o asesor fiscal. El empresario debe verificar la actualización de los documentos anualmente y, si es necesario, revisarlos o complementarlos con documentos actualizados.

Deben aclarar la sucesión en una etapa temprana y hablar primero con su familia, especialmente con sus hijos, sobre cómo son sus planes de carrera. Así que no surgen falsas esperanzas, si los descendientes tienen sus propios planes. El empresario que se va a jubilar puede comenzar a buscar un sucesor externo en una etapa temprana. Las alternativas, tal y cómo aseguran los profesionales de QMT, pueden ser otros miembros de la familia, un comprador, empleados competentes o un gerente externo (interim manager).

La sucesión de empresas también es un asunto emocional

Si un empresario entrega el trabajo de su vida a un sucesor, las emociones naturalmente juegan un papel importante. Retirarse del negocio construido con sus propias manos o asumido por el padre o abuelo del mismo, comprensiblemente, no es no fácil. Los viejos hábitos y el temor de que el sucesor simplemente arroje las estructuras construidas con gran esfuerzo sobre la pila a menudo impiden una retirada. Aquí tiene que aprender a dejar ir y transferir gradualmente la responsabilidad en todas las áreas al sucesor. La responsabilidad ahora va lenta pero seguramente se adhiera perfectamente a la nueva generación.

Debe encontrar un precio que sea justo para ambas partes

En este contexto, la fijación de precios a menudo causa dificultades. El veterano ve el trabajo de su vida, y para él también tiene un alto valor sentimental. Sin embargo, el sucesor generalmente no está dispuesto a pagar por las expectativas emocionales en el precio. Para él, las cifras que están en los libros y las expectativas de ventas y ganancias para los próximos años son decisivas. Un consultor externo que pueda determinar un valor realista de la empresa basado en cifras clave del negocio puede ser muy útil para llegar a un acuerdo. Esto es particularmente interesante cuando las partes no pueden ponerse de acuerdo en absoluto sobre este punto. Sin embargo, el sucesor no debe olvidar que no solo se hace cargo de una empresa con sus empleados. También obtiene todas las conexiones con clientes y proveedores, la posición de mercado de la empresa y su buena reputación.

Nada funciona sin un acuerdo por escrito

Incluso por adelantado, los socios contractuales pueden hacer mucho para garantizar que la entrega se realice de la mejor manera posible. Debe hacer acuerdos claros por escrito con el sucesor con respecto a la realineación estratégica de la empresa. Un cronograma predeterminado con respecto a la renuncia de la persona mayor también es importante para que los negocios diarios puedan continuar sin interrupciones.

Muchas sucesiones de empresas tienen tanto éxito porque los socios contractuales hacen uso de ayuda externa, como las ofrecidas por asesores fiscales, cámaras de industria y comercio o consultores de gestión. A través de discusiones intensivas, las dos partes pueden conocerse mejor, y el empresario que está a punto de jubilarse tiene la oportunidad de ganar confianza. Durante estas conversaciones, se pueden aclarar muchos malentendidos y se pueden desarrollar escenarios. Con el tiempo, esto resulta en un realineamiento estratégico que hace justicia a ambas partes.

La sucesión empresarial es el último y a menudo más importante acto empresarial en la vida empresarial

En el caso de las empresas medianas y familiares, la cuestión de la sucesión es inevitable. Al mismo tiempo, representa un gran desafío para el empresario veterano. La actividad del empresario como jefe está limitada en el tiempo. La empresa, por otro lado, teóricamente puede durar para siempre. El proceso es único, largo, complejo y agotador. A largo plazo, sin embargo, este paso es inevitable.

Comparte este artículo:

Más populares
Scroll al inicio

Lo que necesita saber

en su buzón cada mañana