Asfalto: qué es y principales tipos

Autor   

Asfalto: qué es y principales tipos

En muchas ocasiones todos hemos oído hablar del asfalto de la carretera e incluso hemos tenido la oportunidad de ver cómo estaban asfaltando una vía. Por lo que podemos considerarlo un material común en nuestras vidas, pero la mayoría no sabemos exactamente qué es. Por eso, en este artículo hemos querido explicar este material de construcción por lo que vamos a indicar qué es y los principales tipos de asfalto que existen.

 Qué es el asfalto

El asfalto es un material viscoso de color negro compuesto por betún y una mezcla ligante de hidrocarburos aromáticos policíclicos que se utiliza principalmente como pavimento para cubrir el trazado la mayoría de las calles y carreteras.

Su obtención puede ser a partir de diferentes tipos de rocas bituminosas naturales, pero en su mayoría se obtiene del alquitrán que resulta de la destilación del petróleo. Sin embargo, este compuesto también se encuentra en la naturaleza y se utilizaba de forma cruda desde la época de Mesopotamia y un ejemplo es el betún de Judea que se conseguía del Mar Muerto. Aunque el Betún de Judea se sigue utilizando actualmente, principalmente para tareas de bricolaje, tal y como explican este artículo del medio online Mejor con salud (que puedes leer completo pinchando aquí).

En general este material cuenta con propiedades como la impermeabilidad, resistencia a esfuerzos puntuales adherencia y cohesión. También cuenta con una buena durabilidad ya que es capaz de mantener sus propiedades después del paso del tiempo y a pesar de los agentes atmosféricos como son la lluvia, el calor o la nieve. Otra característica que hay que destacar es que su consistencia depende de la temperatura, lo que provoca que a mayor temperatura la viscosidad es menor por lo que el asfalto es más líquido.

Aunque, en menor medida, el asfalto tiene más usos al comentado en el primer párrafo (para asfaltar vías y carreteras). Uno de estas aplicaciones es utilizarlo como revestimiento impermeable para techos u otras superficies como canales enterrados y presas. Pero cuando hablemos de los tipos de asfalto veremos que algunos tipos también se utilizan para otros usos como por ejemplo, para barnices y pinturas.

Principales tipos de asfalto

Existen muchos tipos de asfalto ya que estas clasificaciones se pueden hacer teniendo en cuenta diferentes aspectos como la manera de producirlo, las propiedades conseguidas o el tamaño del árido, tipo de granulometría… Por lo que a continuación vamos a descubrir los tipos de asfalto en función de la manera en que se produce y en función de su forma.

  • En función de la manera en que se produce

La primera clasificación que haremos es según la manera en la que se produce y tenemos los siguientes tipos: asfalto caliente, asfalto templado y asfalto en frío.

  • Asfalto caliente

Recibe este nombre ya que la mezcla se hace a 150ºC, lo que hace que disminuya la viscosidad para facilitar el proceso de mezcla. Además, se consigue que se elimine la humedad de la mezcla y la resistencia sea mayor. Esta manera de producción es la más utilizada para cubrir las vías rápidas y aeropuertos.

  • Asfalto templado

El asfalto templado se realiza la mezcla a una temperatura menor por lo que es necesario añadir otras sustancias como las zeolitas, ceras o emulsiones asfálticas. Este tipo de asfalto produce menos gases por lo que se escoge para preservar la seguridad de los trabajadores ya que el carburante inhalado es menor. También por ese motivo es más respetuoso con el medio ambiente.

  • Asfalto en frío

En este caso para poder realizar la mezcla primero se emulsiona el alquitrán en agua y después se juntará con el resto de las sustancias. De esta manera se pierden o pierden algunas propiedades, pero también cuenta con interesantes ventajas.

“Las principales ventajas de este aglomerado asfáltico en frío es que no necesita mezclas y es compatible con otros tipos de asfaltos y hormigón. El aglomerado no requiere imprimación por lo que no son necesarios grandes cortes en el tráfico. Es por ello que es muy utilizado para el mantenimiento vial”, explican desde Aglomerados GB, fabricación y comercialización de aglomerado asfáltico en frío.

  • Según la forma del asfalto

La segunda y última clasificación que os explicaremos será según las formas en las que se encuentra el asfalto. Así puede ser asfalto puro, asfalto duro, asfalto líquido y asfalto plástico.

  • Asfalto puro

El asfalto puro es el que aparece de manera mineral y el utilizado en la producción del asfalto emulsificador de carreteras y calles ya que es el que contiene sus características en mejores condiciones.

  • Asfalto duro

El asfalto duro se trata de un asfalto muy puro. En este aglomerado se ponen en valor sus características más infravaloradas como el color o el poco peso. Sobre todo se utiliza en combinación con ceras para producir pinturas para madera o barnices. También se utiliza en aceites secantes o revestimientos para frenos.

  • Asfalto líquido

El asfalto líquido es uno de los asfaltos más flexibles, presenta una buena capacidad de adherencia y es viscoso. Por ello, principalmente se utiliza para arreglar superficies dañadas como por ejemplo recubrir con parches los socavones y baches en carreteras ya existentes que tan sólo necesitan pequeños arreglos.

  • Asfalto plástico

El asfalto plástico también contiene fibra entre sus componentes lo que le da una mayor capacidad elástica y se convierte en el idóneo para impermeabilizar superficies horizontales.

Es necesario indicar que para poder utilizar de manera correcta los dos últimos tipos de asfalto, hay que asegurarse de que la superficie en la que se va a verter se encuentre limpia y seca. Por este motivo es necesario que se elimine previamente el polvo, grasas u otros elementos que impidan su colocación de manera uniforme y homogénea para asegurar una buena adherencia.

Y esto es todo lo que debes conocer sobre el asfalto para tener una primera aproximación a este material de construcción. Esperamos que tras la lectura del artículo comprendas mejor este material tan común en construcción y ya no sólo lo veas como el material de la carretera.