Aumentan los contactos entre las empresas y los negocios dedicados a la venta de ropa de trabajo

Autor   

Aumentan los contactos entre las empresas y los negocios dedicados a la venta de ropa de trabajo

El objetivo de toda empresa es el de obtener rentabilidad para que la actividad que se encarga de desarrollar se perpetúe en el tiempo y permita multiplicar sus ingresos a medida que pasen los años. Para conseguirlo, se diseñan un buen puñado de estrategias en todos los sentidos: publicidad, colocación de los productos si disponemos de un espacio físico de venta, potenciación de los servicios a través de Internet, decisión acerca de los productos que se venden y sus precios… y un buen montante de cosas más que no continuamos poniendo porque podríamos no parar.

Una buena manera de conseguir que esa rentabilidad forme parte de la rutina de la empresa es hacer que los trabajadores de la entidad se sientan a gusto empleándose para ella. Elementos como la motivación juegan un papel fundamental a la hora de conseguir todos los logros que nos podamos imaginar. Y hay muchas maneras de conseguir esa motivación de la que venimos hablando. Apostar por la seguridad laboral de todos los empleados y empleadas es una de ellas. Y lo cierto es que es un buen método para asegurarnos de que nadie se sienta inseguro y, por tanto, desmotivado. Eso conduciría a la ineficiencia más absoluta.

Son muchas las maneras de aumentar la seguridad laboral de los empleados de un negocio, pero una de las más importantes es la que tiene que ver con la ropa de trabajo de la que disponen. Sin lugar a dudas, este aspecto tiene un alto porcentaje de culpa en muchos accidentes de trabajo en entidades donde no se tiene en cuenta este tipo de variables a la hora de cuidar de su equipo. Y es que la ropa cómoda y adecuada al entorno en el que estamos trabajando es realmente importante si queremos evitar sustos y desgracias.

Una noticia publicada en Tu Otro Diario informaba de que una empresa de la talla de Mercadona había cambiado el uniforme de sus trabajadores de la tienda y que había apostado, para ello, por ropa más cómoda. Y la verdad es que nadie se ha quejado de ello dentro de la plantilla. No es para menos. La comodidad es un factor importante a la hora de que el empleado o empleada pueda realizar sus funciones de una manera mucho más segura y de eso se dieron cuenta, en su día, en la entidad de origen valenciano.

Otro artículo, en este caso publicado en Infoempleo, indicaba algunas de las ventajas que lleva asociadas el simple hecho de apostar por la salud en el trabajo, ventajas como las que os comentamos a continuación.

  • Reducir las bajas laborales: un aspecto que es importante para hacer que la eficacia de la entidad se mantenga en un nivel aceptable.
  • Eliminar costes evitables: esto se encuentra relacionado directamente con lo anterior. Si se reducen las bajas laborales, no tendremos que estar pagando a una persona que está de baja y a la que se encuentra sustituyéndola.
  • Mejora la imagen de la empresa, algo que cada vez se tiene más en cuenta al hablar de estos asuntos.
  • Mejorar la motivación de los trabajadores, como ya os hemos comentado más arriba.
  • Mantener la productividad laboral que, como podréis suponer, es uno de los grandes objetivos de cualquier tipo de empresa.

Cuidar de la salud de los trabajadores es uno de los puntos de mayor importancia que una empresa debe tener en consideración para garantizar la rentabilidad y la productividad de sus diferentes equipos y departamentos. Eso está haciendo que crezca la relación que tienen los negocios con entidades dedicadas a proporcionar ropa de trabajo. Esta es una información que nos cuentan desde Doblege, especializada en aspectos como de los que venimos hablando y que ha conseguido aumentar el volumen de empresas con las que viene trabajando.

Una apuesta básica

Todo lo que hemos venido comentando es una apuesta básica en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestra gente. Y es que hay muchas maneras de garantizar la seguridad laboral que no tienen que ver con la ropa, aunque sí que es cierto que ésta es la primera piedra para levantar ese edificio que es la seguridad laboral. Apostar por asuntos como la limpieza, los simulacros de incendio, los cursos de formación y otro tipo de actividades y productos es una composición ideal para evitar que nuestro equipo sufra algún tipo de percance.

Nos encontramos en el momento de la Historia en el que más estamos cuidado de todo lo que tiene que ver con la seguridad de los trabajadores y eso tiene que seguir convirtiéndose en habitual en todos los negocios. Por desgracia, todavía hay lugares en el mundo en el que este tipo de apuestas no se realizan como realmente deberían producirse. Y no podemos permitir siguiendo así. La seguridad laboral ha de ser una ciencia universal. Cuanto mayor invirtamos en ella, más productivos serán los empleados y los procesos que ponen en marcha.