Interiorismo, un campo infinito

Autor   

Interiorismo, un campo infinito

Cuando acabamos de comprar una vivienda nueva, con independencia de que sea nueva o usada, nos cambiamos de piso de alquiler o tenemos la necesidad de hacer una redecoración en nuestra morada, siempre es necesario tener claro los pasos más importantes que hay que dar. En Reta2, en su posición de reputados especialistas en decoración e interiorismo, creen que a la hora de amueblar y decorar, la mayoría de los clientes acostumbra a necesitar de un asesoramiento, pues el gran número de ideas que tienen en la cabeza, muchas veces por exceso de información, complica la toma de decisiones.

En este sentido, queremos que conozcáis algunos consejos que pueden ser de gran utilidad cuando de amueblar y decorar se trata, lo que sin duda ayudará a tener una menor cantidad de dolores de cabeza.

Mueble principal

Aquí hay que pensar de manera razonable cuál será el de mayor importancia en la habitación que queramos decorar. Se debe tomar la decisión sobre a cuál le tenemos que dar un mayor protagonismo y poder dejar claro cuál será la estrella sobre la que va a pivotar el resto de la decoración que vayamos a elegir. Como ejemplo claro, en un salón, el sofá es el elemento más importante.

Aquí se puede optar porque el sofá o el mueble que elijas va a ser el que tendrá que ir marcando el estilo a nivel decorativo en la habitación para así tomar la decisión de qué es lo que queremos que pase más desapercibido para poder centrarnos más concretamente en los detalles.

Hay que elegir un color, un aspecto en el que los colores neutros tienen la ventaja de que no van a condicionar igual en el resto de los elementos en cuestión. Si vamos a un color potente, sí que será protagonismo, lo que va a definir el estilo y las combinaciones de colores o materiales que podremos elegir más tarde.

Muebles auxiliares

En cuanto ya tenemos decidida cuál va a ser la pieza o mueble de mayor importancia, toca comenzar a pensar en cuáles tienen que ser los muebles auxiliares, algo donde debe reinar la armonía.

De esta forma si optamos por un mueble de televisión donde reinen las líneas rectas y donde prime la sencillez, pues va a pasar presumiblemente más desapercibido, pero va a cumplir la función.

Pese a que el mueble sea discreto y sencillo, no hay que olvidar que los materiales y sus colores deben concordar con el resto de los elementos de decoración y los muebles auxiliares.

Colores

Una vez han quedado decididos los muebles que utilizaremos, habrá que pensar en la combinación de colores que queremos, un aspecto que al final marca de manera importante el estilo decorativo principal del espacio, por lo que habrá que tomar el tiempo que necesitemos para tomar una decisión.

Existen una serie de mueble que nos pueden dar el color que necesitamos, poniendo el acento justo donde queremos o en esas composiciones donde reine la armonía por encima del resto de la estancia. En este sentido, las sillas son un importante aliado en este tema.

 Textiles

Elegir los textiles va a requerirnos una atención grande. En este sentido, hay que recordar que los cojines, tapicerías y cortinas ayudan a dar bastante juego, pues colaboran cuando se quiere dar aún más potenciación al estilo que se elige o ir creando unos espacio mucho más eclécticos.

Podemos ir mezclando los estampados, las texturas o los colores, pues las telas no llegan a tener una versatilidad tan importante que aporten importantes estilos y formas. Algo que es una verdadera ventaja es que los vamos a poder renovar de forma más sencilla, por lo que es posible cambiar la estética de la casa sin invertir demasiado.

 Alfombras

Se suelen incluir en los textiles Se aporta color y textura, dependiendo de la clase de alfombra, lo que logra sensaciones distintas, aportando la calidez, movimiento o colaborando a que se puedan dividir los espacios en cuestión.

Paredes

Aquí podemos tener en cuenta cuadros de diferentes tamaños o tapices, pintarlos de un color determinado o empapelarlos. Dependiendo de la elección se pueden conseguir efectos distintos. Otra de las opciones mejores es apostar por los tonos neutros, así como unos acentos de color en cuadros o fotografías.

Iluminación decorativa

Queremos detenernos también en las lámparas, que deberán ir en armonía con los diferentes elementos de la estancia que le darán ese toque tan deseado de originalidad y que incluso pueden llegar a potenciar colores o el estilo que se utiliza.  De todas formas, la decisión debe estar siempre centrada en un aspecto, la funcionalidad.

Plantas y flores

Muchas personas, las consideran tan solo unos objetos decorativos, pero lo cierto es que las plantas de interior disponen de más usos. No olvidemos que oxigenan los espacios y proporcionan sensaciones de alta positividad que influyen en nuestro estado de ánimo. Con independencia del estilo, nunca debemos negarnos a dar a nuestro interior un toque de naturalidad, donde incluso ahora está de moda colgarlas en los techos.

Objetos decorativos

Esta clase de objetos no tienen una función tan vital como otros elementos de nuestra estancia, pero nos van a ayudar a ir creando rincones destacados, donde optando por un ejercicio de estilismo decorativo, se le puede dar un toque personal y original a la vivienda.

Unas bonitas fotos de sitios donde hayamos estado o de los que más queremos, también puede dar ese toque especial que tanto se desea en una casa, pero sin pasarse, porque hay que hacer un balance entre los dos extremos.

Armonía

Podemos terminar con el factor de mayor importancia, a nuestro juicio, de todos, pues hay que tenerlo siempre en cuenta. Todo lo que decoremos debe ir encaminado a tener una armonía clara. Con independencia del estilo o de la sensación que se quiera transmitir en el hogar, debe ir encaminado a que tenga un sentido claro, de tal forma que se puedan lograr interiores donde prime la personalidad y que realmente nos transmitan una sensación de acogimiento.