Sal, el oro de los romanos

Autor   

Sal, el oro de los romanos

¿Sabes de dónde viene la palabra salario? Pues procede del latín, de la palabra salarium. El término tiene sus orígenes en la palabra sal. Y es que en la época del Imperio Romano, a los soldados y funcionarios públicos se les pagaba con sal. Sí, como escuchas. Y es que en esa época era un producto muy valioso y apreciado. Además de servir para sazonar y evitar la deshidratación, la sal se utilizaba para conservar alimentos, como antiséptico para las heridas y para detener hemorragias.   Así que era normal que todo el mundo quisiera mucha sal. Ahora mismo no nos imaginamos recibir el sueldo en sal. ¿Verdad?

En nuestro cuerpo

Sin embargo, ahora mismo el papel que juega la sal en nuestras vidas también es fundamental. No tanto como en la época de los romanos, pero también tiene su protagonismo. Sabías que la sal o cloruro sódico (ClNa) está compuesta aproximadamente de un 40% de sodio y un 60% de cloro. La sal, es la mayor fuente de sodio de nuestra dieta (> 90%). Todo ello es esencial para nuestro cuerpo, que aunque sólo necesita pequeñas cantidades de sal  para que funcione adecuadamente, es vital para algunas cuestiones.

  • La sal logra controlar la cantidad de agua del cuerpo humano, manteniendo el PH de la sangre, algo que es esencial para evitar enfermedades.
  • También sirve para regular los fluidos del cuerpo.
  • La sal es esencial para ayudar a que el cuerpo esté hidratado, introduciendo agua en el interior de las células. De vital importancia para las personas mayores que muchas veces tienen la sensación de no necesitar agua, y eso puede dar lugar a deshidrataciones.
  • Por último, nos ayuda a transmitir impulsos nerviosos y a la relajación muscular. Si te encuentras muy estresado, es posible que puedas tener bajo el sodio.

En nuestro planeta

Pero si la sal es de vital importancia en el organismo, también lo es en el planeta en el que vivimos. La sal marina es la consecuencia de la evaporación del agua de mar. Tras este proceso el cloro y el sodio son los principales elementos cuantitativos, representando casi el 90% de su composición, pero la importancia cualitativa de ese 10% restante, es verdaderamente extraordinaria.

En nuestros alimentos

Es la denominada salmuera, que se emplea para la conservación y curado de ciertos alimentos, además de funcionar como un elemento culinario. Suele ir almacenado en frascos de salmuera, se hacen los pepinillos o encurtidos. En este caso, se suele combinar la salmuera con vinagre, lo cual le otorga su característico sabor ácido. En sistemas de refrigeración, como medio de transmisión de calor, ya que, debido a su bajo punto de congelación (solidificación), se utiliza como refrigerante secundario. Y aunque no tenga que ver con los alimentos, también se emplea para las heladas de las carreteras.

En nuestros animales

La sal natural es también estupenda para la alimentación de ganado por su alta concentración en sodio y cloruro,  elementos esenciales para evitar la deshidratación, favorecer la digestión y  asimilación de los alimentos, mejorando el estado de salud del ganado. Es muy importante porque se ha demostrado que la falta de sal en la alimentación de los animales puede provocar  disminución del celo y de  la fertilidad. Por eso el uso de sal mineralizada como suplemento alimenticio para el ganado es clave para toda explotación ganadera, tal uy como nos indican desde Humanes Guillén Euro sal, que es una empresa familiar de larga tradición en la fabricación y extracción de sal y salmuera de manantial en Andalucía.

En nuestra agua

La sal vacuum, cloruro sódico, es un producto uniforme y de alta pureza, obtenido por evaporación al vacío de  salmuera purificada produciendo cristales  blancos, inodoros y solubles en agua. Este tipo de sal contiene  una menor presencia de calcio y magnesio que mejora el proceso de descalcificación. Esta sal vecuum está certificado y es vital para la descalcificación de los sistemas y evitando averías en sistemas y equipos.

En nuestras piscinas

Aunque no sea el mar, las piscinas también pueden tener el agua salada. La Sal Marina está especialmente indicada para la descalcificación en el tratamiento de las aguas y la cloración salina de las piscinas así como en diferentes procesos industriales como en la Industria de alimentación (Jamones, Panificadoras, etc.).

Acabas de comprobar la importancia que tiene la sal en nuestra vida actual. Ya sé que no queremos que nos paguen en sal, como hacían con los romanos, pero lo que está demostrado es que tiene una importante misión en alimentos, en procesos naturales y en nuestro propio organismo.