Cuánto cuesta tener un coche

Autor   

Cuánto cuesta tener un coche

Tengamos en cuenta que ahora que Internet es el Gran Hermano electrónico, o según a quien preguntes Hal de Odisea en el Espacio de Kubrick, tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de herramientas para compartir bienes, que quien sabe si podrían ser la base de un concepto de propiedad diferente al que conocemos.

Las aplicaciones móviles tal y como las conocemos hoy en día llegaron alrededor del dos mil nueve, siendo Apple el primero en tener una tienda de aplicaciones de calidad. Aunque Steve Jobs en un principio no introdujo esta característica en el primer iPhone, y fue introducida ya en las ediciones posteriores del móvil de la manzana mordida.

Al principio las aplicaciones que existían no hacían más que dejarnos asombrados con un vaso de cerveza que se vaciaba al girar el móvil, o videojuegos con gráficos nunca vistos. Pero ya en el año dos mil diez el mercado de las aplicaciones estaba muy desarrollado, y empezaron a generarse servicios nunca vistos hasta el momento.

Es el caso de Uber, un servicio por el cual un conductor profesional te recogía con un coche de alta gama conociendo previamente cuánto te iba a cobrar y teniendo la capacidad de valuar positiva o negativamente la experiencia. O también es el caso de Airbnb, que hoy es símbolo de opresión por los altos alquileres en las grandes oficinas, pero que para muchos fue y sigue siendo una herramienta perfecta para viajar con poco presupuesto.

Como vemos estas aplicaciones tienen algo en común, compartir. Es algo que en esta década está revolucionando el mercado, las aplicaciones de servicios compartidos están revolucionando la manera de entender el mercado de bienes y servicios hasta el punto de que en el caso de los vehículos, si vives en una ciudad puedes no necesitar un coche.

Es decir, si quieres un coche no tienes porque tener uno propio, sino que puedes alquilarlo por medio de diferentes servicios que suelen controlarse mediante aplicaciones. Esto nos da pie a hacernos la siguiente pregunta, ¿hoy en día, merece la pena tener un coche, o es preferible tirar de servicios compartidos?

Las cifras hablan por si solas

En un artículo de Xataka se analiza con detalle cuáles son los diferentes factores que pagamos a la hora de tener un coche. Porque siendo realistas tener un coche no implica solo pagar lo que nos cuesta el mismo, sino también satisfacer las reparaciones, pasar la ITV, la plaza de garaje e incluso los peajes que puedas pagar.

Antes de sacar el coche del concesionario, debes tener un seguro. Este se valora por alrededor de 4.000 euros durante los cinco primeros años, configurando el mismo a todo riesgo con franquicia, terceros ampliado el resto, según datos del Índice de Precios del Seguro. Empieza a correr la calculadora, y seguimos con un elemento que para muchos es muy importante, el lavado, que viene a costar alrededor de 1.300 euro, un lavado cada dos semanas, a cinco euros el lavado.

En impuestos también se va un pico importante, alrededor 1.000 euros, aunque aquí depende mucho de la ciudad y de los caballos fiscales del vehículo. Y complementariamente, en la ITV 200 euros, ya que tendremos que pasar la ITV cuatro veces (a los cuatro, seis, ocho y diez años) a una media de 50 euros por inspección.

Otros gastos son difíciles de calcular, como pueda ser una plaza de garaje, gastos de aparcamiento, peajes… aquí las cifras pueden variar mucho dependiendo de cada caso. Pero no lo son las revisiones y mantenimiento, cuyo gasto está muy ligado al uso, por lo que hemos hecho un cálculo orientativo en función de cada kilómetro, y arroja un resultado de 0,05 euros por kilómetro.

Como podemos observar tener un coche en propiedad supone una sangría constante de dinero a cambio de la libertad, si el tráfico lo permite, de desplazarnos. ¿Cuándo sale rentable? Pues depende de los kilómetros que hagas, y de si lo utilizas o no a diario. Tener el coche parado sale caro, por lo tanto, cuánto más lo utilices más amortizas los gastos de las reparaciones, impuestos…

La otra alternativa a las aplicaciones de servicios compartidos, y a tener un coche en propiedad, es el alquiler. Aquí destaca la empresa Car Rent Milladoiro, una compañía perteneciente a un grupo de empresas del sector automóvil con una trayectoria intachable de más de 15 años que nace a partir de una necesidad de mercado no cubierta en la zona de la comarca de Santiago de Compostela, el alquiler de autocaravanas y coches