El packaging, uno de los elementos más diferenciadores en la actualidad

Autor   

El packaging, uno de los elementos más diferenciadores en la actualidad

En un mundo cada vez más globalizado y competido como lo es en el que vivimos, cada vez nos cuesta más destacar sobre el resto y lograr mantener o incrementar nuestra cuota de mercado. Es por ello, por lo que cada vez más compañías optan por diferenciarse del resto de alguna manera que resulte notable. Hoy en día ya todo el mundo vende por internet o goza de canales en las redes sociales que les permitan estar en constante contacto con sus clientes y, con ello, tener un mejor feedback y lograr que los potenciales compradores se conviertan en clientes reales, por lo que el paso para ser la primera opción de los compradores tiene que venir dado por otro lado. No todas las empresas del mundo son Apple y McDonald’s, donde sus marcas venden los productos por si solas, sino que en nuestro caso debemos de buscar ese elemento diferenciador que haga que seamos la más atractiva de todas las compañías que comparten el mismo sector empresarial que nosotros. Por ello, hoy os queremos arrojar algo de luz sobre este tema y os hablaremos del packaging, una de las opciones más demandadas en la actualidad.

Si os damos la definición más estricta del significado de packaging, este sería considerado como la ciencia, el arte y la tecnología de inclusión o protección de los diferentes productos para ser distribuidos, almacenados, vendidos o empleados. Sin embargo, como diseñadores, creativos o publicistas, debemos de considerar que el packaging es una herramienta que nos ofrecen y que tiene como objetivo principal el de atraer la atención de los potenciales clientes y que esta sea, el envoltorio, la principal ventana de comunicación que tengamos hacia el consumidor. Es por ello por lo que la presentación de un producto es una de las partes fundamentales del mismo, ya que puede determinar que el producto sea un éxito de ventas o que, por el contrario, termine siendo uno de los fracasos más sonados. Y es que por muy grande que sea la inversión en publicidad y por mucho que nuestro producto pueda ser superior al resto, es el consumidor el que decide por cual de las opciones opta cuando está justo delante del producto y, en ese instante, la realidad es que lo único que ve es el envoltorio, la etiqueta, la caja o el envase con el que presentamos nuestros bienes.

Para poder seguir siendo los primeros, Pérez Linares nos ofrece los mejores productos de packaging para nuestra empresa y es que ellos son líderes en soluciones plásticas para todo aquello que necesitemos, por lo que acudiendo a ellos, tendremos la garantía de contar con el trabajo y el asesoramiento de los mejores profesionales del sector. Y es que, en la actualidad, este es uno de los sectores productivos más importantes de nuestro país y de los que más gente está empleando. Sin ir más lejos, una cooperativa de Oñati se reforzará para atender a las nuevas demandas contratando antes de fin de año a más de un centenar de profesionales y es que de lo contrario, tendrían que desatender pedidos o retrasar los envíos.

En definitiva, tal y como os venimos contando a lo largo del post, el packaging va mucho más allá de ser una simple caja en la que envolvemos nuestros productos y es que esta, con el paso de los años, ha ido cobrando una gran relevancia, dada, en parte, por la gran competencia que existe en todos los sectores económicos y que están provocando que todas las empresas, sean cuales sean, se tengan que poner las pilas para poder seguir vendiendo, al menos al mismo ritmo, todos sus productos y bienes.

El branding, otra de las soluciones de futuro

No solo el packaging tiene importancia en las acciones comerciales y es que este ha de ir siempre acompañado de un buen branding. De hecho, si os dais cuenta, al principio del post os mencionamos dos firmas que, con su nombre impreso, ya venden por si solas sus productos y es que la importancia de tener un buen nombre es cada vez más relevante. Un nombre que nos defina, que nos identifique y que, a poder ser, pase a formar parte de la vida diaria de los ciudadanos, de tal forma que siempre nos tengan presentes y, con ello, opten por nuestros productos.