Proveedores de confianza para empresas de atención a la tercera edad

Autor   

Proveedores de confianza para empresas de atención a la tercera edad

España tiene ciertas características a nivel social y demográfico que son ciertamente preocupantes y de las que tenemos que ser conscientes. Una de ellas es que existe una pirámide de población invertida que genera muchos interrogantes, sobre todo de cara al futuro. Hay muchas personas mayores y demasiados pocos niños, algo que nos hace preguntarnos, entre otras cosas, cómo vamos a ser capaces de pagar las pensiones de aquí a dentro de algunos años. Subir la edad de jubilación es lo que más tememos… y lo que más probable es.

Es evidente que las personas mayores no molestan, al contrario de lo que mucha gente cree. La situación es más bien la contraria. Se han convertido en sujetos importantísimos para sus respectivas familias durante los años en los que la crisis económica ha golpeado con más dureza. En muchos casos, su pensión ha sido imprescindible para garantizar que la comida pudiera llegar a la mesa de la unidad familiar. Eso y que son los principales cuidadores de los niños una vez que llega el verano y éstos cogen vacaciones.

Pero la situación es la que es. Vivimos en un país en el que se está registrado, tal y como informó el diario El Mundo en su día, el máximo histórico del número de ancianos. Eso no es que sea un problema, pero está haciendo más evidente que las empresas que se dedican al cuidado de personas mayores han crecido en cuanto a volumen y también en cuanto a número. Hoy en día se pueden prestar todos los servicios que los ancianos necesitan. Pero hace falta que haya manos y personas dispuestas a ello.

En marzo de 2015, el diario El País publicó un artículo en el que evidenciaba todavía más el problema que existe en España con la población y su edad. Según los datos que se manejaban en la noticia, el nuestro era el país más envejecido del mundo, algo que habla a las claras de la necesidad que existe en España de fomentar el tener hijos y que estos sean los que construyan el futuro de nuestra sociedad. Pero llegar a esto es muy difícil. España, de momento, es un país en el que cada vez hay un mayor número de jubilados.

El número de empresas dedicadas al cuidado de ancianos ha crecido a lo largo de los últimos años a la vista del aumento del número de necesidades y de personas que se encuentran dentro de esta edad. Sin embargo, profesionales como los de Bi2t, una de las empresas que está dentro de este sector, han destacado que a día de hoy lo más importante de todo para tener éxito dentro de este sector es que se cuente con una red de proveedores que, por poner un ejemplo, nos surtan de los productos y alimentos recomendados para las personas mayores.

Negocios con futuro

Durante la década de los 60 y los 70 se produjo en España lo que se conoce como Baby Boom, una oleada de nacimientos que es la que justifica que hoy haya tantas personas que se encuentran próximas a la edad de jubilación. Esto genera todo un desafío puesto que, de aquí a 20 años, es bastante probable que el número de personas mayores que existen en la sociedad española sea todavía mayor que el que ya es. Tener la capacidad para asumir eso es algo que tenemos que ir trabajando desde ya.

Es evidente que, a mayor necesidad para este tipo de población, mayor es el número de empresas que se dedican a la prestación de aquellos servicios que se suelen necesitar en este campo. Lo positivo para nuestra sociedad es que entre unas y otras proveen lo necesario para que las entidades que se encargan del cuidado directo de las personas mayores puedan realizar su trabajo con eficacia y atendiendo en cada momento a las personas de esta generación.

Estamos en un momento importante y duro a nivel demográfico para nuestra nación. Es imprescindible que seamos conscientes de que vivimos en una sociedad envejecida y que eso, dentro de dos o tres décadas, eso va a implicar un descenso brusco de nuestra población si es que los índices de natalidad siguen tan bajos como lo están ahora. Por el momento, lo que cuenta es que las personas mayores están bien atendidas. Y eso vale su peso en oro.