¿Cómo elegir el mejor taller para nuestra flota de vehículos?

Autor   

¿Cómo elegir el mejor taller para nuestra flota de vehículos?

A la hora de afrontar el mantenimiento de nuestro vehículo de empresa, lo cierto es que pueden ocurrirnos innumerables quebraderos de cabeza. Muchas veces se piensa en ahorrar, pero también es cierto que el vehículo debe estar en las mejores condiciones para que nos pueda dar el servicio necesario. Si queremos dar con el perfecto equilibrio, lo mejor es mirar bien a la hora de elegir el taller por el que te termines decantando para tener el debido control sobre tus vehículos y que estén siempre en estado de revista.

El taller es fundamental para nuestros vehículos

Una de las primeras dudas que suceden es si debemos optar por los talleres oficiales o sería mejor inclinarse por los autorizados. En realidad, normalmente los talleres oficiales de las marcas suelen ser mucho más caros, pero son los que mejor van a conocer los entresijos de los modelos que venden. Eso siempre es una ayuda.

Otra de las ventajas con las que cuentan es que como son más caros, pueden llegar a ofrecernos unos periodos de garantía que serán superiores a los tres meses o a los 20.000 km. Esto hace que estén muy por encima de las garantías obligatorias, lo que siempre es bastante interesante. Esto hace que se haga necesario en muchos casos comprobar si el taller oficial tiene este tipo de ventaja, pues puede que te vaya a compensar su elección.

En el caso de que quieras proceder a ajustar el presupuesto, los talleres independientes son una magnífica opción. Desde Talleres Paiz BMW creen que la clientela busca opciones y conviene no olvidar que en la actualidad sean talleres colaboradores como ellos o independientes, todos tienen la máxima información sobre los diferentes modelos.

Un dato positivo es que desde los cambios legales que se produjeron en 2010, si los llevas a estos talleres ya no se pierde la garantía del fabricante en cuestión, la cual acostumbra a ser de dos años.

No olvidemos tampoco que las piezas tienen que llevar garantía obligatoria de tres meses. Hablamos de unos talleres que suelen ser más económicos de lo que son los oficiales. Son bastante más aconsejables cuando se tienen flotas de vehículos de modelos populares, por lo que va a ser más fácil que se tenga un buen conocimiento de los problemas que puedan llegar a dar.

Si eres de los que te preguntas cómo se puede llegar a elegir un buen taller para una flota de vehículos y lo llevas a uno de los denominados independientes, vas a tener que observar una serie de asuntos de gran importancia que conviene no olvidar.

Deberán tener la pertinente autorización

Tiene que ser un taller que cuente con autorización, por lo que siempre es importante que tenga la placa identificativa. Una de las maneras de saber si tiene la autorización es si dispone del libro-taller, un informe detallado de las reparaciones que tiene el vehículo., En el caso de que te vengan con excusas, lo mejor desconfía.

Existen más trámites o burocracia de la que siempre hay que estar atento. En este sentido, hay que solicitar el resguardo de depósito, el cual siempre es útil si sucede un robo o se incendia el taller, así vas a poder demostrar que has dejado el vehículo allí. Una hoja que valdrá para poder utilizar la garantía de las piezas.

Uno de los papeles que se debe pedir es la factura, donde tendrá que aparecer el trabajo de manera exacta que se hizo en el propio vehículo y donde tiene que aparecer el IVA, que lo que hace es demostrar que el taller trabaja bajo la legalidad vigente.

Se tiene que cuidar siempre de nuestra flota de vehículos, pero en este sentido el elegir bien el taller hace que tengamos mayor confianza en su rendimiento y se trabaje con una mayor seguridad.

Cuando los empleados conducen coches de la empresa, no dejan de estar en el sitio de trabajo, por lo que recuerda que puedes llegar a ser responsable de la totalidad de daños a terceros o de los accidentes de trabajo que ocurran.

El seguro de actividad en muchas de estas compañías, lo que hace es contemplar las coberturas, un apartado en el que se contemplan las indemnizaciones, los gastos en materia de defensas, o las fianzas civiles. De igual forma, vas a tener la responsabilidad de la actividad de la empresa, así como lo que pueda ocurrir cuando no te encuentres presente.

Como ves, elegir un buen taller, para tu flota de vehículos no es algo a tomar a la ligera, pues luego una mala elección puede costarnos muy cara.