El sector textil, baluarte de la economía española

Autor   

El sector textil, baluarte de la economía española

Desde el gigante Inditex –la mayor empresa textil del mundo que en 2013 facturó 16.724 millones de euros, registró un beneficio neto de 2.377 millones y consta de una plantilla que supera los 128.000 empleados en establecimientos distribuidos por todo el planeta-, hasta los comercios minoristas y tradicionales de sastrería, pasando por mayoristas de moda como H.H.G., el sector textil se erige en uno de los baluartes económicos de España.

De hecho, EAE Business School afirma en un estudio elaborado por su centro de investigaciones estratégicas que, hasta el 2018, el crecimiento en el gasto en prendas de ropa de los españoles tenderá al alza. En concreto, con un incremento total del 26 %. Y eso a pesar de que, según sus datos, EAE señala que el número de empresas destinadas al textil era en 2013, con 8.265 entidades registradas, casi la mitad de las existentes en 2002. Por comunidades autónomas, destaca la dedicación al textil de Andalucía, Galicia –sede de Inditex-, Madrid –capital y por tanto núcleo fuerte de la actividad comercial española- y Cataluña –capital histórica del textil español, que conserva su título pese a ser una de las regiones más afectadas por el descenso de comercios en el sector-.

EAE cifra en 20.196 millones de euros el gasto en moda de los españoles en 2013. Son números que, no obstante, apuntan a una leve caída respecto de los de 2012 y que se recrudece todavía más en comparación con un lustro atrás, con un descenso acumulado de casi el 20 % respecto a 2007. Las mujeres copan el mercado con cerca de 9.500 millones de euros invertidos en ropa, 1.500 más que los hombres y prácticamente 6.000 más que el cliente infantil. Todo esto se traduce en un gasto medio per cápita de 437 euros anuales. De nuevo, un 3,3 % menos que en 2012 y una caída acumulada mayor del 22 % si se toma como referencia 2007. A pesar de los descensos, las previsiones del EAE apuestan fuerte por el optimismo y estiman que, en 2018, el gasto en ropa de los españoles superará con amplitud los 25.000 euros, hasta alcanzar una subida del 26,4 % que se corresponderá además con un gasto por persona de 521 euros. De esta cantidad total, 25.526 millones de euros en concreto, prácticamente la mitad se la repartirán las mujeres (48 %), por un 34 % por parte de los hombres y un gasto del 18 % en prendas infantiles. Por comunidades, liderarán el arreón en el consumo de moda los navarros, asturianos y vascos con 645, 634 y 614 euros per cápita, respectivamente. Los más moderados serán en cambio baleares, canarios y murcianos con 386, 394 y 481 euros en cada caso.

En un ámbito global, el mercado del textil también es uno de los motores que mueven la economía mundial. Por continentes, América lidera el consumo de ropa copando el 36 % del mercado planetario, apenas tres puntos por encima de Europa y con buena distancia respecto del 25 % que se lleva la región de Asia y Oceanía. Si restringimos los cálculos a los países, son Estados Unidos, la populosa China, Japón, Alemania e Italia quienes llevan la voz cantante en cuanto al consumo de textil. Baste comparar los 269.539 millones de euros desembolsados en ropa por los norteamericanos con los citados 20.196 millones de euros de España. De hecho, esta cantidad española, ubicada en una cómoda zona media, no alcanza ni la mitad del gasto en moda del país trasalpino, que excede los 46.000 millones de euros. Por el contrario, significa una cantidad netamente superior a la que arrojan los países situados a la cola de la lista, como los 1.866 millones de euros que le corresponden a Israel o los 779 millones de euros de Hungría. Sin embargo, este gasto por países en ropa no refleja con fidelidad el gasto medio por persona, con ejemplos tan flagrantes como el de China, segunda en gasto nacional con 110.335 millones de euros y última en los países con datos registrados en gasto por persona, con 77 euros. De este modo, los campeones del shopping son Noruega, Dinamarca, Bélgica, Estados Unidos y Holanda, con 939, 858, 845, 829 y 785 euros por persona respectivamente. España, esta vez sí, mantiene su estatus en la zona media de la tabla.

Volviendo la vista a ese cercano 2018, los cálculos de la EAE defienden que el mercado mundial mantendrá en sus puestos de cabeza a Estados Unidos y China con 313.248 y 118.702 millones de euros en gasto respectivamente. Solo que esta vez serán Alemania, Brasil y Rusia quienes le sigan en la parte noble de la estadística con 59.112, 62.906 y 59.215 millones de euros respectivamente. Y es que, con un 38 % y un 32 % cada uno, estos dos últimos países liderarán, acompañados de España y otros como Australia o Singapur, las principales tasas de incremento en el gasto textil.