Piscinas: el negocio del verano

Autor   

Piscinas: el negocio del verano

Es ahora, en momentos en los que el calor aprieta como nunca, cuando agradecemos pequeños detalles como lo puede ser disponer de una piscina en casa. Soportar el verano, especialmente en algunos de los puntos de la geografía española, es bastante complicado. Son muchos los lugares en los que se superan los 40 grados y está claro que, para aguantar esto, hay que tener varias cosas cerquita: un refresco, una buena piscina y una sombrilla. Desde luego, quien tiene estos elementos tiene muchas más posibilidades de aguantar y de disfrutar del verano.

Está claro que el disfrute de una piscina también se puede llevar a cabo en una pública. Cualquier opción es válida si nos permite soportar el intenso calor que nos ataca durante estas semanas. Lo que sí está claro es que sería imposible soportar las temperaturas a las que nos encontramos sin tener a mano una piscina. Además de ayudarnos a ello, este elemento tiene una importancia bastante grande en lo que tiene que ver con la diversión. Y es que no cabe la menor duda de que, por ejemplo para los niños, este elemento es el más importante del verano porque les permitirá disfrutar del mismo.

Nuestro país, hace apenas dos años, disponía de un total de 121.000 piscinas de uso público, según los datos que ofrecía un portal web especializado en deporte como lo es CMD Sport. No cabe la menor duda de que posibilidades tenemos para lograr combatir los problemas típicos del verano. Eso genera una cantidad de empleos que muchas veces no valoramos. Desde el socorrista que se encuentra junto al borde de la piscina hasta las personas que las fabrican o las construyen viven de este tipo de ocio. Por eso, es importante mantenerlo.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web eltiempo.es, informaba de que en España hay una piscina por cada 40 personas. Os preguntaréis cómo es eso posible teniendo en cuenta que solo hay 121.000 piscinas públicas. El caso es que, además de ellas, existe otro millón de piscinas en nuestro país que son privadas. El volumen de negocio de este sector, como podéis comprobar, es enorme y no cabe la menor duda de que ese es uno de los motivos por los que más y más personas desean conocer este sector y empezar a trabajar en él.

España es el país de las piscinas. Es probable que seamos el país que más piscinas por habitante tiene de todo el mundo. Muchas de ellas, un 90% aproximadamente, son de carácter privado, estando de este modo reservadas a sus socios o a sus propietarios. Los profesionales de Poliéster Eurosur, dedicados al suministro de depósitos de depuración así como a la provisión de piscinas de poliéster, nos han comentado que cada vez son más los pedidos que tienen de recintos privados con piscina y que cuentan con un número de socios. En especial, destacan las peticiones de los depósitos de depuración de los que hemos hablado.

Una necesidad básica para las piscinas

Tenemos que tener en cuenta que estos depósitos son fundamentales para el correcto mantenimiento de una piscina y que, de no funcionar como es debido, una inspección podría obligar a que el recinto fuera cerrado, lo cual implicaría una serie de pérdidas económicas y de imagen tremendas para ese tipo de organizaciones de las que venimos hablando. Y es que este es un asunto que afecta a la salubridad del recinto y del que siempre hay que estar pendientes, sin relajaciones de ningún tipo y con comprobaciones periódicas.

No sería la primera ni la última vez que ocurre algo como lo que acabamos de comentar. Todos los años se cierran piscinas (públicas y privadas, ojo) en este país y por eso hay que tratar de cuidar este tipo de detalles. Las personas son los elementos de mayor valor de esta sociedad y ese es el motivo por el que todos los recintos tienen que contar con las medidas adecuadas como para cuidar de ellas. Y disponer de un depósito de depuración es la mejor manera de garantizar que el agua de esas piscinas se mantiene limpia y perfectamente cuidada.

Hemos comentado que las piscinas son bastante recurrentes a la hora de disfrutar del verano y de combatir el calor. Nadie lo duda. Eso da pie a que muchas personas y organizaciones que funcionan como empresas vivan de ello. Pero para que eso se pueda convertir en una realidad es necesario que cuidemos de esa higiene y esa salubridad de la que hemos venido hablando a lo largo de este artículo. No cabe la menor duda de que cuidar de estos aspectos es lo primero que llamará la atención de los recintos y que eso atraerá a mucha cantidad de bañistas.