Las oposiciones, conoce más…

Autor   

Las oposiciones, conoce más…

Las oposiciones son una salida laboral para muchos jóvenes y no tan jóvenes como nos recuerdan desde preparadoresvalladolid.es. Pensemos que sensaciones como la temporalidad, el paro y la incertidumbre para muchos españoles hacen que se opte por opositar y luchar contra miles de otros candidatos de cara a obtener un puesto fijo.

El caso es que la crisis de la pandemia ha hecho que aumente la edad media de los opositores, que han pasado de los 34 a los 39 años. La mayoría suelen tener de 26 a 35 años, pero han aumentado a casi el doble los que van a 36 a 50 años.

Hay multitud de personas que lo que buscan es huir de la precariedad laboral mediante el estudio de la una oposición, donde hay sitio para las jóvenes y también para las personas mayores de hasta 50 años que no llegan a alcanzar hueco en la empresa privada, así como las personas de más de 30 años que han trabajado en la empresa privada y solo les ha ofertado poca estabilidad e incluso precariedad en lo laboral.

Jóvenes con una elevada tasa de paro

Hay personas que estudian una carrera y optan por opositar porque puede estar relacionada con una rama cerca o muy próxima. Pensemos que trabajar en la privada es complicado, por lo que hay gente que opta por las oposiciones. Cansa echar tantos currículum y se ve como una opción.

Las personas están cansadas de que pasen los años y los salarios no sean los adecuados o no haya esa estabilidad tan demandada. A nadie le gusta que abusen de él profesionalmente, la tan manida temporalidad y el paro.

Lo que hay que tener claro es que las oposiciones dan un salario digno y esa estabilidad con la que podemos trabajar en algo que nos gusta y además nos da tiempo para otra serie de cosas.

Los mayores de 45 años, otra opción

Hay personas que llegan a unas edades que lo que buscan es mejor calidad de vida y una mayor estabilidad en lo económico. El miedo a quedarse sin trabajo y los problemas de cara a encontrar luego otro empleo.

Ser conscientes de ello y pensarlo hacen que por este motivo es complicado e incluso muchos no dudan en compatibilizarlo con sus propios trabajos cuando los tienen.

Consejos opositores

Las oposiciones suponen un esfuerzo a nivel personal de lo más importante. Todo esto hace que sea fundamental tener una buena preparación en las oposiciones. Vamos con algunos consejos:

Uno de los primeros pasos es seleccionar de forma acertada la oposición a la que nos vayamos a presentar, por todo ello es de gran importancia el estar convencido de que hemos hecho una buena elección, porque una vez comenzamos no existe una marcha atrás.

No solo es necesario conocer la oposición a la que nos presentamos, también saber cómo serán las pruebas.

De igual forma hay que tener los temarios actualizados, pues hay veces que cambian de una convocatoria a otra.

Estar al día de todo hace que sea necesario saber utilizar de manera adecuada al BOE u otros boletines oficiales.

Cuando hay que ponerse a estudiar, cuando los temarios son bastante extensos, hay que saber de qué forma hacer los resúmenes y los esquemas. Vale para que se aclaren los días y podamos distinguir los conceptos de mayor importancia.

Hay que cuidar debidamente lo que son las condiciones de ambiente del estudio, teniendo un horario prefijado e intentar cumplirlo siempre que se pueda.

Hay que comer de manera sana y equilibrada, algo que pueda ayudar mucho al estudiar, pues existen que ayudan y de qué manera a la concentración. Los alimentos ricos en vitaminas nos proporcionan la fuerza precisa para poder afrontar largos periodos en los que se estudia.

Es interesante dormir bien, pues el clásico tópico de dormir del orden de unas ocho horas al día, pues cuando estamos descansados cunde más estudiar.

No hay que olvidar que es necesario hacer una serie de descansos en el estudio, pues ayuda mucho a rendir bien.

No debemos desesperarnos en el caso de que no aprobemos a la primera. Recuerda siempre que las oposiciones es un plan a largo plazos y no hay que precipitarse.

Fundamental no rendirse, porque siempre hay que pensar positivamente, hay que tener la convicción de que es posible conseguir el sueño. Aunque puede parecer un proceso duro, pero los esfuerzos tienen recompensas con las ventajas que es ser funcionario, siendo un trabajo estable, una remuneración en muchos casos adecuados, la posibilidad de conciliar con al familia y promocionar.